Cultura - Libros

Muere Dario Fo, el juglar con Nobel

«Misterio Bufo» fue la obra maestra del dramaturgo italiano, que ha fallecido a los 90 años en Milán. Con más de 100 comedias, en 1997 recibió el Nobel de Literatura

El dramaturgo italiano Dario Fo ganó el Nobel de Literatura en 1997
El dramaturgo italiano Dario Fo ganó el Nobel de Literatura en 1997 - AFP
Ángel Gómez Fuentes Corresponsal En Roma - Actualizado: Guardado en: Cultura , Libros

A los 90 años y seis meses ha muerto el premio Nobel Dario Fo, el más grande y famoso artista italiano de la época moderna. Eterno juglar, dedicó 70 años de su vida al teatro. Estaba hospitalizado desde hace casi dos semanas en un hospital en Milán por problemas pulmonares y se ha marchado casi en silencio, en contraste con lo que ha sido su vida, siempre suscitando ruido por la gran repercusión de su obra y de sus actividades.

Desde hace más de medio siglo, Fo ha sido el gran protagonista de la escena cultural italiana, e incluso política, levantando a menudo clamor e incluso polémica. Tuvo éxito en escenarios de medio mundo y en los últimos tiempos seguía escribiendo, pintando y, con memoria prodigiosa, le gustaba aún subir a la escena que dominó siendo un rey. Reinventó la sátira la comicidad con más de cien comedias que le valieron en 1997 el premio Nobel de Literatura, por la irreverencia de sus escritos.

Su obra maestra fue «Misterio Bufo», su texto más amado y con el que continuaba en los escenarios. En realidad, Dario Fo fue un artista al estilo del Renacimiento que supo abarcar numerosos campos: escritor, actor, director, escenógrafo, autor de canciones, pintor, ensayista, empresario y político. Le gustó ir a contracorriente, casi siempre de la mano de su amada Franca Rame (murió hace tres años), a la que recordaba constantemente: «Franca ha sido mi maestra, la que me quitó los miedos y convencionalismos».

Gracias a sus éxitos teatrales, la RAI (Radiotelevisión pública italiana) le encargó en 1962 dirigir, junto a Rame, «Canzonissima», popular programa que se realizaba los sábados en combinación con la lotería. La pareja presentó sketches de temas sociales, a menudo sobre corrupción. Fo y Rame acabaron dando portazo a la RAI, suscitando clamor en el país, después de siete programas, porque se opusieron a que sus textos pasaran censura previa.

Protagonismo político

Dario Fo ha sido protagonista también en el campo político. Rompió con el PCI (Partido Comunista Italiano) y en los últimos tiempos apoyó al Movimiento 5 Estrellas (M5), mostrando simpatía por su fundador, el cómico Beppe Grillo. Para ayudar económicamente a la convención que mantuvo el M5E en septiembre en Palermo (Sicilia) pintó un cuadro, con técnica mixta, de la ministra María Elena Boschi, inspirándose en una viñeta satírica que había sido muy polémica en los días precedentes: la ministra aparece sentada con las piernas cruzadas enseñando los muslos.

«Nadie se indigna, hemos perdido la indignación, el orgullo de ser personas que han inventado la civilización»

Al cumplir los 90 años, Fo publicó «Dario y Dios», una larga y apasionada conversación con la periodista y escritora Giuseppina Manin. Entrevistado posteriormente por ABC, nos habló, entre otras cosas, sobre Dios y el final de la vida, que él amó hasta el último suspiro: «No temo a la muerte, ni la cortejo. Es la justa conclusión de la vida. Sí, soy ateo, pero… cultivo siempre la duda».

Hasta los últimos días, Dario Fo se mantuvo con su alma de juglar, criticando y dando palos a diestra y siniestra en Italia: «Nadie se indigna, hemos perdido la indignación, el orgullo de ser personas que han inventado la civilización», dijo en la mencionada entrevista con este diario. Miraba al futuro sin perder la esperanza, pero se preguntaba con inquietud, a la vista del deterioro de tantas cosas en nuestra sociedad: «¿Qué dejaremos a nuestros hijos?».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios