La novelista estadounidense Joyce Carol Oates
La novelista estadounidense Joyce Carol Oates - A.M.

Joyce Carol Oates, sobre el Nobel de Literatura: «Que me nominen ya es un honor»

La novelista estadounidense asegura que no piensa demasiado en los premios, e incluso se sorprende cuando gana alguno

BilbaoActualizado:

Joyce Carol Oates aterrizó el jueves en Bilbao sabedora de que el Nobel de Literatura se le había vuelto a escapar. Quien recogió el testigo de Bob Dylan fue finalmente el británico Kazuo Ishiguro, que, como es costumbre, ni siquiera se encontraba entre los favoritos para llevarse el reconocimiento. Para la autora de «Un libro de mártires americanos» (Alfaguara, 2017), sin embargo, el mero hecho de haber sido nominada supone ya un honor: «No pienso mucho en los premios, cada vez que me dan uno me sorprende», ha manifestado este viernes en el Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor, que el sábado le hizo entrega del premio BBK Ja!

La institución reconoció en la capital vizcaína la trayectoria de una «candidata habitual al Nobel» como es Carol Oates, que en su última novela ha realizado una reflexión sobre el aborto y la pena de muerte, así como del odio y la ambigüedad entre la Ley y la Justicia. Un trabajo que, si bien no está basado estrictamente en un hecho real, sí refleja con sutilidad y humor soterrado «cómo la vida de los adultos puede ser muy absurda», manifestó su propia autora en rueda de prensa.

A.M.

En este sentido, la novelista norteamericana consideró que una parte de EE.UU. «hace gala de esta visión», en especial su presidente, el republicano Donald Trump, quien a su parecer es también responsable del «momento de complejidad demoledora» que atraviesa la sociedad actual y que puede desembocar en «grandes tragedias». A pesar de todo, añadió que en los años 60 y 70 el país navegaba en corrientes «mucho más convulsas», en referencia a la Guerra del Golfo, conflicto que generó una «gran división» en la ciudadanía.

La esperanza, afirmó, se encuentra en las «nuevas generaciones», tal y como ha podido corroborar en los cursos que imparte en la universidad de Princeton (Nueva Yersey): «Los jóvenes no fueron los que eligieron a Trump –alegó–. Fue la gente de interior, de granja». En este sentido, aseveró que los electores del presidente norteamericano poseen una mente «más cerrada y nacionalista» y una visión «muy ciega» que, generalmente, «acaba en fascismos».

Tomarse a broma el horror

A.M.

En lo que se refiere a «Un libro de mártires americanos», Oates señaló que el humor sutil e impasible que imprime la obra «ha estado ahí desde el principio, de una forma u otra». Se trata de una corriente que conecta «con la sátira inglesa, con el humor absurdo, seco, oscuro o como quiera llamársele». En este sentido, puntualizó que lo que no es tragedia «pertenece a la comedia», y la novela «se nutre de ambas y las engulle con avidez».

Entre las referencias de Oates, que percibió 20.000 euros por haber ganado el premio BBK Ja! Bilbao, destaca Franz Kafka, de quien asegura haber aprendido a «tomarse a broma el horror» y menos en serio a sí misma. En esta línea, insistió en que le gusta ver el lado irónico de la vida, incluso en los momentos más trágicos.