Cultura - Libros

El filósofo José Luis Pardo gana el premio Anagrama de Ensayo

El jurado del galardón, dotado con 8.000 euros, ha premiado la obra «Estudios del malestar. Políticas de la autenticidad en las sociedades contemporáneas»

El filósofo José Luis Pardo
El filósofo José Luis Pardo - ABC

Explica José Luis Pardo (Madrid, 1954) que su manera de entender la filosofía pasa por «conducir al lector de los grandes autores a los grandes problemas de la actualidad», y eso es precisamente lo que ha hecho en «Estudios del malestar. Políticas de la autenticidad en las sociedades contemporáneas», obra con la que se acerca a la desazón social desde un prisma filosófico y que le ha valido este martes el 44 Premio Anagrama de Ensayo, dotado con 8.000 euros. «Me interesa lo que de actual pueda tener la filosofía, y lo actual ahora es el malestar, un rencor social al que no estábamos acostumbrados», ha explicado Pardo.

El joven ensayista mexicano Luciano Concheiro (Ciudad de México, 1992), por su parte, ha resultado finalista con «Contra el tiempo. Filosofía práctica del instante», una «propuesta de resistencia tangencial» con la que el autor aboga por romper con la dictadura de la velocidad y ponerle un poco de pausa a esa prisa que «despoja de sentido la existencia».

Catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid y galardonado en 2005 con el Premio Nacional de Ensayo, Pardo ya empezó a tantear el terreno en 2007 con «Esto no es música. Introducción al malestar en la cultura de masas», pero ha sido ahora cuando ha decidido radiografiar ese malestar y plasmarlo en un texto que anuda el pensamiento filosófico a los principales acontecimientos políticos de las últimas décadas, desde la caída del Muro de Berlín al auge de los populismos a uno y otro lado del charco.

«Hay malestar porque se está viniendo abajo el Estado del Bienestar. A veces, equivocadamente, lo asociamos a bienestar material, y eso hace que el bienestar se explique muy bien y se convierta en un negocio político. En los últimos tiempos en España, por ejemplo, no hemos oído preguntar quién nos iba a quitar del malestar, sino quién iba a capitalizar ese malestar», ha apuntado Pardo, para quien lo que él mismo denomina Estado del Malestar surge «cuando lo que se deteriora es el bienestar jurídico» y la pobreza deja de ser algo estrictamente material para convertirse en indigencia política.

«Hay buena parte del discurso contra la corrupción que es altamente demagógico. La moralidad pública en España es baja y eso se refleja en la esfera política; si no se aumenta el estándar de moralidad en la propia sociedad, esa moralidad no puede subir hasta el Estado.La única manera de combatirla es aumentar los estándares de moralidad pública de manera que se saque de la discusión electoralista», reflexiona un autor que ya quedó finalista del Anagrama de Ensayo en 1977 con «Transversales», su primer libro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios