Cultura - Libros

Dolores Redondo, un Planeta contra la impunidad y la codicia

La autora cambia el Valle del Baztán por la Riberia Sacra en «Todo esto te daré», novela repleta de oscuros secretos y paisajes desapacibles

Dolores Redondo, ayer tras recoger el Premio Planeta
Dolores Redondo, ayer tras recoger el Premio Planeta - INÉS BAUCELLS
DAVID MORÁN Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cultura , Libros

Si algo tienen en común Dolores Redondo y Marcos Chicot,ganadora y finalista de la 65 edición del Premio Planeta de novela, es que la de anoche no era la primera vez para ninguno de los dos. Ambos se habían presentado anteriormente al galardón mejor dotado de las letras españolas y se habían quedado a las puertas, por lo que la alegría fue, además de mayúscula, también doble.

«Cada año que ganaba una escritora soñaba que yo estaba aquí sobre el escenario», acertó a decir Redondo al poco de saberse ganadora con «Todo esto te daré», título de resonancias bíblicas en la que cambia el enigmático valle del Baztán por la Ribeira Sacra gallega. «En vista del éxito de ‘El asesinato de Pitágoras’ he decidido reincidir en el asesinato de flósofos», añadió Chicot para enlazar la novela con la que quedó cuarto en 2012 y la que anoche le brindó el segundo puesto.

Así, con el GPS programado para viajar de la Grecia clásica a la Galicia rural, el Planeta vuelve a estrechar lazos con la intriga y el misterio, con los inquietantes fundidos a negro de Redondo y las recreaciones históricas de Chicot, para impulsar un premio que llega con empujón promocional añadido: el estreno cinematográfico de «El guardián invisible», novela con la que Redondo presentó en sociedad a la inspectora Amaia Salazar y trazó su propia topografía del crimen y el misterio en Navarra.

«La elección del escenario nunca es casual en mis novelas, no son lugares de postal, porque la belleza, para mí, puede proceder de la rudeza, del esfuerzo y el trabajo, explicó la autora, que viaja en «Todo esto te daré» a la Ribeira Sacra para ahondar en la oscuridad de los secretos, los mecanismos de la codicia y la más desmedida impunidad. «Es un escenario que, como el Baztán, de entrada puede resultar hostil», añadió Redondo para intentar explicar el shock que sufre Manuel, un urbanita llegado de Madrid, cuando tiene que viajar a Lugo para identificar el cadáver de su marido, fallecido en un extraño accidente de tráfico, y conoce a una familia política seca y arisca de la que apenas había oído hablar.

Dolores Redondo y Marcos Chicot
Dolores Redondo y Marcos Chicot- INÉS BAUCELLS

«Lo único que le mantiene allí es la sospecha de que en realidad se ha cometido un asesinato», abundó Redondo, quien ha querido convertir «Todo esto te daré» en un canto contra la impunidad y en un retrato de la amistad «contra pronóstico» entre el protagonista, un guardia civil retirado y un sacerdote amigo del fallecido. La oscuridad, en este caso, estará encarnada por la familia de la víctima, «ese tipo de familia de vividores que siempre sale libre, impune de todo lo que hace».

La novela, que el jurado presentó como una intriga policial en la línea de Agatha Christie, toma una frase de la Biblia, esa «proposición de codicia, de riqueza material que invita a una servidumbre al mal para siempre», para retratar a quienes se alían en torno a la codicia y acomodarse en un escenario desapacible para la supervivencia pero ideal para las novelas negras como el betún de Redondo. «Te planteas por qué llegaron a asentarse allí los humanos, un sitio en el que se asentaron los romanos hace 2.000 años para hacer vino, y posteriormente los monjes, que llegaron para fundar conventos y lugares de retiro», explicó.

Otro asesinato, en este caso el del eminente filósofo Sócrates, es el hilo conductor de la novela finalista, una inmersión en una Grecia clásica sacudida por la guerra del Peloponeso con la que Marcos Chicot reincide en la intriga histórica y retrata al «filósofo más grande de la historia de la humanidad». «No es un tratado de filosofía, es una novela histórica muy rigurosa con hilos de ficción para que enganche en todo momento», explicó el autor madrileño.

La novela, ambientada en la Grecia del año 437 a.C., guía al lector a través del Partenón y el Oráculo de Delfos de la mano de personajes como Querefonte y Perseo para intentar superar el éxito de «El asesinato de Pitágoras», novela que lanzó a Chicot al estrellato literario después de ser el ebook más vendido entre 2013 y 2016.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios