Cultura - Libros

Clara Sánchez recupera el universo de «Lo que esconde tu nombre»

Su nueva novela «Cuando llega la luz», retoma la historia de Sandra y Julián que regresan para descubrir a los nazis exiliados de la costa levantina

La escritora Clara Sánchez
La escritora Clara Sánchez - EFE

Aunque su trayectoria como escritora ya estaba consolidada, el gran éxito de Clara Sánchez llegó en 2010 con «Lo que esconde tu nombre» (2010). El libro, con el que logró el premio Nadal, el Roma y el Baccante, entre otros, se convirtió en una de las novelas más vendidas en la última década en España e Italia. No es de extrañar que los muchos lectores que Sánchez logró atrapar esperaran, ansiosos, una segunda parte. «Tenía pensado escribir una continuación, pero no era el momento. Para escribir uno tiene que sentir lo que hace y en ese momento me salía escribir otra cosa», reconoce la autora, en conversación con ABC. De hecho, en 2012 publicó «Entra en mi vida» y al año siguiente apareció «El cielo ha vuelto». «Todos los lectores me decían que el final de ‘Lo que esconde tu nombre’ había quedado demasiado abierto y querían saber qué fue de los protagonistas». Seis años después, la segunda parte está por fin en librerías: «Cuando llega la luz».

El núcleo que cimienta el conflicto de la novela es el nazismo; concretamente, los oficiales que se exiliaron en la costa levantina y que vivieron impunemente el resto de su vida disfrazando el horror de sus actos. «Hoy sabemos que fueron el sustento ideológico para muchos grupos de extrema derecha que ahora afloran en Europa», asegura Sánchez. El nazismo puede parecer un tema muy recurrente y manido, pero a la autora no le interesaba la Segunda Guerra Mundial: «Me tentaban esos viejecitos en pantalones cortos que vivían junto al mar y que esconden a unos monstruos en su interior. Son la demostración de que no somos lo que parecemos».

La venganza está presente en cada página, pero ahora la actitud es otra. «En la primera parte, los personajes intentan descubrir la verdad, pero aquí son más conscientes de lo que tienen entre manos, más maduros», advierte. Sorprende que en ambas novelas Sánchez no deje espacio para el olvido o la reconciliación, pero «es que a veces no hay espacio para el perdón, pero en ellas sí se reflexiona sobre otros temas como el amor, la traición o la heroicidad».

Clara Sánchez reconoce que sus conocimientos como filóloga no le han ayudado a lograr el éxito. «Me conozco bien la teoría, pero tuve que olvidar mucho de eso porque me di cuenta de que lo que me impulsaba a escribir mejor era mi conocimiento de los sentimientos y mi mundo emocional», remata.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios