Los mejores de 25 años Crónica: Aterrizaje tardío en español

La crónica tiene una vida muy corta, y se advierte en las fechas de publicación en español de las mejores obras

Joan Didion es una de las cronistas que ha sido editada en español estos últimos años
Joan Didion es una de las cronistas que ha sido editada en español estos últimos años - ABC

La crónica es un género genuinamente estadounidense, y su nacimiento se ubica en los años 60. Fue entonces cuando un grupo de autores, con Tom Wolfe y Gay Talese a la cabeza, plantearon en torno al llamado Nuevo Periodismo una forma de narrar historias reales con las técnicas de la novela: diálogos, monólogos interiores, sucesión de escenas... Marc Weingarten lo cuenta de forma magistral en «La banda que escribía torcido».

Pero hay quien señala a los sudamericanos Gabriel García Márquez y Rodolfo Walsh como precursores, pues anticiparon esta fórmula diez años antes; otros incluso se remontan a la Crónica de Indias. Lo cierto es que la crónica, como género, tiene una vida muy corta, y eso se advierte en las fechas de publicación de las mejores obras.

Los principales títulos de Wolfe y Talese no han sido traducidos al español hasta los años 2000, con tres décadas de retraso, igual que Michael Herr y Joan Didion, que destacan entre los «nuevos periodistas». John Hersey («Hiroshima») y Joseph Mitchell («El secreto de Joe Gould»), los pioneros yanquis de la no ficción narrativa en los 40, solo han podido ser leídos en español en estos últimos años.

No obstante, aunque tardía, la apuesta editorial por la crónica ha sido fuerte, como demuestra el gran número de autores latinoamericanos que han encontrado espacio para sus reportajes en sus libros. Destacan los argentinos Martín Caparrós («El hambre» ha sido traducido a una veintena de idiomas) y Leila Guerriero.

Entre los españoles, Javier Cercas firmó con «Anatomía de un instante» la obra de no ficción española más importante de los últimos 25 años. Arcadi Espada, Ignacio Martínez de Pisón y Enric González también han publicado títulos de primer nivel.

Anagrama merece un especial reconocimiento, pues ha editado en español a algunos de los cronistas extranjeros más relevantes. El polaco Ryszard Kapuscinski brilla sobre el resto. Toda su obra ha sido traducida. Debate está haciendo lo propio Svetlana Alexiévich, desde que el año pasado se convirtiera en la primera autora en ganar el premio Nobel por su trabajo como reportera.

Los europeos Robert Saviano, Emmanuele Carrère y John Carlin también merecen figurar en la lista de los 25 mejores libros de no ficción desde el nacimiento de ABC Cultural.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios