«Selfie» de Jean Carlos Puerto para «Darán que Hablar»
«Selfie» de Jean Carlos Puerto para «Darán que Hablar» - J. C. P.
DARÁN QUE HABLAR

Jean Carlos Puerto: «Hacer terapia tiene mucho de artístico»

Saltó de la psicología a la pintura. Y aplica desde el arte técnicas con las que explorar al individuo. Jean Carlos Puerto rompe los límites de la figuración y por eso su trabajo ya es de los que «Darán que hablar»

MURCIAActualizado:

Nombre completo: Jean Carlos Puerto Cascarano. Lugar y fecha de nacimiento: Caracas, Venezuela, 1 de agosto de 1981. Residencia actual: Murcia. Estudios: Licenciado en psicología por la Universidad de Murcia. Especialista Universitario en psicología clínica. Terapeuta familiar sistémico. Ocupación actual: Pintor figurativo.

Qué le interesa. Me considero un pintor de «lo social». Me gusta plasmar la realidad humana, sus emociones y las relaciones personales, pero siempre de un modo intimista y poco evidente. Trabajo el individuo ya sea en situaciones de soledad aparente o en situaciones familiares, pero siempre enmarcado dentro del proceso de diferenciación que todos vivimos desde que nacemos en nuestra familia. Pretendo que lo que hago no sólo diga algo de mí o de las personas que represento, sino que deje abierto un abanico de interpretaciones que pueda llevar al espectador a la incertidumbre.

Mi obra está inspirada en el mundo de lo inconsciente, de lo analógico, de lo «no dicho». Mis vivencias como psicoterapeuta y mis experiencias vitales familiares son una mina que voy explorando poco a poco, con curiosidad y de las que a veces me sorprendo.

«Una de las grandes dificultades que he tenido, al no venir de las Bellas Artes, ha sido encontrar colegas o compañeros de profesión que me reconocieran como pintor y acompañaran en el camino»

Cabría pensar que la relación entre la psicoterapia y mis obras está basada en un sentimiento catártico o de expresión de mis más intimas emociones, pero yo no lo considero así. En realidad es algo mucho más global y colectivo, y yo lo defino como una co-construcción de la realidad. Me explico: La Psicología Sistémica considera que todo comportamiento humano no se da de forma aislada, sino que tiene sentido dentro de un sistema dinámico en la que hay otras personas implicadas. Vivimos en continua interacción con los demás y por lo tanto «co-construimos» la realidad que nos rodea (familia, amigos, trabajo,…), donde influimos y somos influidos, a su vez, por ellos.

De un tiempo a esta parte intento que el proceso de concepción y formalización de las obras se haga de una manera sistémica y relacional. Esto significa que las obras no solo nacen de mi idea inicial, sino que, mediante un intercambio con los modelos protagonistas, va resultando una construcción colectiva o lo que viene a ser una analogía de cómo se construye nuestra realidad cotidiana.

Detalle de «Coloso unframed»
Detalle de «Coloso unframed»-J. C. P.

De dónde viene. El punto de inflexión y el salto profesional como pintor se dio en mi primera exposición individual, «La incesante búsqueda del Self», en la galería Léucade (Murcia), en enero de 2016. A partir de ahí se han ido dando una serie de circunstancias con las que, ayudado por las redes sociales, he podido participar en exposiciones en Berlín, Suiza o Francia. También es a raíz de esta primera exposición cuando me ofrecen exponer en las Casas Consistoriales de Mazarrón («Open Myths», Murcia) en marzo de 2017, en la que fue mi segunda individual.

Otro hecho de suma importancia fue el poder exponer en Art Madrid 2017 junto con la galería Léucade, otro paso más en esta profesión.

Además de estas, las obras con las que en 2014-2015 me presenté a concursos también han sido expuestas con motivo de las selecciones, menciones y premios que recibieron en su momento.

Detalle de «Selfie»
Detalle de «Selfie»-J. C. P.

Supo que se dedicaría al arte… Cuando empecé a explorar mi mundo interior. Antes de 2014, la pintura para mí suponía un complemento, un hobby, una excusa para compartir más tiempo con mi pareja. Recibía clases de un pintor murciano (Miguel Vivo), que me enseñó muchas formas de hacer con la pintura, con el que aprendí a apasionarme con ella. Pero siempre tenía la eterna duda sobre qué temática pintar. Fui rechazado en la admisión para hacer uno de los talleres de Antonio López –en 2014 creo recordar–, cuando le pedí opinión sobre mi dossier. Lejos de ser una conversación halagadora, me aconsejó que empezara a explorar mi interior… Tardé varios meses en saber cómo se hacía eso, pero desde entonces se acabaron mis dudas.

«Tritón II Unframed»
«Tritón II Unframed»-J. C. P.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? Sobrevivir en este mundo artístico es, de por sí, todo un arte. En mi caso, no he tenido que hacer nada extravagante o peculiar, aunque sí puedo contar una anécdota de cómo, tras una exposición en Berlín, fui a recoger uno de los cuadros con los que participaba (de tamaño más o menos grande, 180x120 cm.) y después de viajar, llegar a recoger el cuadro, embalarlo y salir por la puerta para volver a España, unos clientes me dijeron que se lo quedaban. Nunca he desenvuelto un paquete con tanta pena e ilusión al mismo tiempo.

Por lo demás, para poder crecer en este mundo de la pintura he tenido que pintar mucho, presentarme a muchos concursos, probar en ferias de arte fuera de España y, lo más importante, recibir el apoyo incondicional de mi pareja. No son cosas que se consideren como raras, pero son las herramientas que he utilizado para poder vivir y sobrevivir en esto.

«Autorretrato»
«Autorretrato»-J. C. P.

Su yo «virtual». Las redes sociales me han dado la vida como pintor. Gracias a mi cuenta de Instagram puedo ir mostrando el desarrollo de mi trabajo. Es un gran escaparate y medio para contactar con seguidores y compradores: Singapur, Australia, Estados Unidos, Alemania, son solo algunos de los países desde los que se han interesado por mi trabajo, y esto es fantástico. Mi obra en Murcia no tiene tanto éxito cómo lo puede tener fuera y esto es gracias a las redes sociales. Cuento con una página web que voy actualizando periódicamente, aunque debo decir que no todo lo que voy creando está en las redes sociales. Suelo estar al tanto de la actualidad del arte con medios como Plataforma de Arte Contemporáneo o revistas impresas como «L’Officiel Art».

Detalle de «Y que tu peso alivie el mio»
Detalle de «Y que tu peso alivie el mio»- J. C. P.

Dónde está cuando no hace arte. Si me hubieran preguntado en 2014 sobre cuál es mi profesión habría dicho psicólogo; cuando me preguntan ahora a qué me dedico suelo decir que mi profesión es pintor. La pintura ha absorbido mi vida durante estos últimos años. Es como una forma de cubrir una necesidad de la que no había sido del todo consciente: escucharme a mí mismo. Hace poco he retomado el contacto con la psicoterapia colaborando un día a la semana con el Centro de Terapia Familiar Sistémica de Murcia. Aún así he de decir que la mayor parte del tiempo la empleo en la creación artística.

Y es que no se debe pasar por alto que hacer terapia tiene mucho de arte. Salvador Minuchin así lo sugiere con el título de su libro «El arte de la terapia familiar». Cuando afirma esto no se refiere a la utilidad del arte como terapia (esto sería Arte Terapia) sino a la compleja tarea de promover el cambio con aptitudes que implican la sensibilidad, la observación, la comprensión, la sutileza, la creatividad…  

«El síntoma»
«El síntoma»-J. C. P.

Le gustará si conoce a... Puedo decir que mi primer referente en la pintura fue Antonio López. Conocí su obra gracias a mi profesor, que también es un apasionado de su labor. Cuando vi el realismo de «Lavabo y espejo» quedé prendado y empecé a querer saber más.

«No pretendo ser mejor ni peor que los demás, no quiero entrar en competencia ni descubrir nada nuevo. Lo que busco es la diferenciación en la pintura siendo fiel a mí mismo»

Poco a poco, según he ido aprendiendo y formándome, he revisitado a Velázquez y a Goya, y he descubierto a otros más contemporáneos como Andrew Wyeth o Edward Hopper, de los que me impactó ver parte de su obra en directo en las respectivas exposiciones que se realizaron en el Museo Thyssen Bornemisza hace ya unos años. Estoy deseando poder escaparme a Londres para ver la muestra de Lucian Freud o Francis Bacon que actualmente realiza la Tate Britain.

De generaciones más cercanas a la mía destacaría a pintores como Dino Valls, Carmen Mansilla o Andrés García Ibáñez. De la mía, he coincidido con grandísimos pintores y amigos como Eduardo Millán, Antonio Lara, Paco Cachadas, Nono García, Cristobal Pérez, Rocío Cano, Pedro Quesada o Laura Ríos Villar, entre otros.

Detalle de «Hombre en la bañera 5»
Detalle de «Hombre en la bañera 5»-J. C. P.

Qué se trae ahora entre manos. Ando embarcado en varios proyectos: además de pintar unos encargos que tengo pendientes y preparar una obra para colaborar en el ciclo «diálogos» del Museo Ramón Gaya de Murcia, también he puesto en marcha la preparación de mi próxima exposición individual que será a finales de año en la galería Léucade. En esta nueva expo continuaré indagando en los mitos familiares y culturales que enmarcan nuestra vida cotidiana y espero suponga otro paso más en mi crecimiento como artista.

«19 horas, 57 minutos»
«19 horas, 57 minutos»-J. C. P.

Proyecto favorito hasta el momento. Sin duda, hay una obra que para mí ha supuesto un antes y un después en mi pintura: «El desayuno». Es especial por varios motivos, entre ellos, porque supuso el final del camino en esta primera fase de búsqueda de mi mundo interior en la pintura. También fue el comienzo para desarrollar esta segunda etapa en la que estoy haciendo más complejo lo que quiero mostrar y cómo lo quiero mostrar.

Y sería injusto no decir que también fue la obra con la que recibí el primer premio en el XVII certamen de pintura y escultura de la Ciudad Autónoma de Melilla, un hecho que me confirmó en mi identidad cómo pintor y me ayudó económicamente a seguir creando y creyendo en lo que hago.

«El desayuno»
«El desayuno»-J. C. P.

¿Por qué tenemos que confiar en él? Creo firmemente que en el panorama de la pintura actual, difuso y globalizado, el creador debe volver a mirar hacia dentro para idear obras nuevas y diferenciadas. Cada vez es más difícil ser ajeno a las creaciones «del de al lado», evitar sus influencias y, por lo tanto, ser genuino. La facilidad con la que accedemos a la información (internet) tiene gran culpa de esto, y pienso que va en detrimento del movimiento creativo.

«La pintura ha absorbido mi vida durante estos últimos años. Es como una forma de cubrir una necesidad de la que no había sido del todo consciente: escucharme a mí mismo»

Busco que mis obras sean diferentes, genuinas, que aporten algo que no existía antes y que hablen de mí. Intento huir de las influencias de otros artistas de mi generación y, aunque esto es utópico, pienso que es el camino que debe seguir el proceso creativo. Cuando estoy en las fases iniciales de creación y encuentro que mi idea ya la ha hecho otra persona, esta pierde interés para mí. Pongo mi esfuerzo en ser consciente de este tipo de cosas porque hay veces que las influencias también se reciben de una forma latente e inconsciente.

Con esto no pretendo ser mejor ni peor que los demás, no pretendo entrar en competencia ni descubrir nada nuevo. Lo que busco es la diferenciación en la pintura siendo fiel a mí mismo.

Detalle de «Perseo Unframed»
Detalle de «Perseo Unframed»-J. C. P.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Ponerme plazos en este ramificado mundo de la pintura se me antoja difícil, pero me encantaría poder estar exponiendo en alguna galería de Madrid o en otras ciudades de Europa como Berlín o París. De lo que sí que estoy seguro es que continuaré trabajando y desarrollando las líneas que sigo ahora mismo. Quiero seguir contando historias.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? Una de las grandes dificultades que he tenido, al venir de un lugar que no es el de las Bellas Artes, ha sido encontrar colegas o compañeros de profesión que me reconocieran como pintor y acompañaran en el camino. He tenido la suerte durante estos dos años de poder coincidir y conocer a Juanjo Martínez Cánovas, que aunque ya tiene trayectoria dentro del mundo de la pintura en Murcia y la calidad de su trabajo me parece fantástica, es un gran desconocido en el resto de España. Admiro su trabajo porque parte de un universo propio muy marcado, auténtico, además de ser una gran persona y compañero de fatigas, le honra la sinceridad con su propia pintura, sin falsedades ni postureos gratuitos.

¿Cómo se definiría en un trazo?

El «trazo» de Jean Carlos Puerto
El «trazo» de Jean Carlos Puerto- J. C. P.