ARTE

El encanto de lo híbrido

Coincidiendo con «Apertura», Madrid contará con un festival más. Se trata de «Hybrid», cuya primera edición reunirá en las mismas fechas a los espacios de arte más frescos y transversales de la ciudad, en una iniciativa del colectivo Boreal Projects

Las integrantes de Boreal Projects, organizadoras de este festival
Las integrantes de Boreal Projects, organizadoras de este festival

Al Barcelona Gallery Weekend le bastó una edición, la misma con la que arrancaba hace ahora un año, para que le saliera como una seta un festival «off» paralelo –y en las mismas fechas–, con los espacios alterativos de la ciudad que querían formar parte del evento pero no se podían permitir los altos desembolsos que ello suponía. Madrid llevará con la que celebre la próxima semana siete ediciones de «Apertura» (que desde los últimos años también es Gallery Weekend, por eso de que si no se dice en inglés no queda igual de esnob), y no será hasta este 2016 que cuente por primera vez con un hermano pequeño.

Se trata de Hybrid (otro palabro en inglés, aunque de lo que se trate sea de seducir al ciudadano más próximo), un festival «urbano y multisede» que reivindica el valor de los espacios de arte híbridos de la capital, es decir, aquellos que apuestan por un formato más transversal y desenfadado, en el que el arte convive con librerías especializadas, ámbitos dedicados al diseño o al trabajo en equipo (lo que se suele llamar «co-working», último anglicismo que les prometo emplear en este texto).

Al calor de la crisis

Cuentan sus responsables, las chicas de Boreal Projects (Aida Chaves, María Eugenia Chenlo y Ana Sanfrutos) que este tipo de iniciativas «son hijas de su tiempo», un tiempo en el que la palabra crisis está a la orden del día: «Los espacios de arte híbridos se apoyan en actividades de lo más variadas para poder luchar en un ámbito tan competitivo como es el del mercado del arte. Sin duda, la crisis ha multiplicado su número. Porque hay mucha gente joven y muy creativa que quiere seguir ofertando cultura más allá de la venta, que no es suficiente».

Es por eso por lo que Hybrid nace ahora y no durante épocas de vacas gordas; y lo hace de una manera muy orgánica, gracias además al apoyo de un importante mecenas que favorece que la participación en el certamen no le suponga ningún coste a las firmas adscritas: «Nosotras, como colectivo, llevamos colaborando casi dos años. En 2015 nos hicimos cargo de la organización de la V edición de Room Art Fair, que pertenecía a otra empresa. La feria se desarrolló en uno de los establecimientos de la cadena Petit Palace Hotel, que quedó encantada con el resultado y nos animaron a apoyarnos en cualquier idea que, siendo ya cien por cien nuestra, pusiéramos en marcha. Fue entonces cuando les lanzamos esta», recuerdan.

«Hay mucha gente joven y muy creativa que quiere seguir ofertando cultura más allá de la venta», explican las organizadoras

El nuevo festival, que ha conseguido finalmente recabar el apoyo de hasta 19 espacios para una primera edición (la que celebrará el viernes y sábado próximos), se inspira en iniciativas similares como el mencionado Young Gallery Weekend barcelonés o el Project Space Festival de Berlín: «Sin embargo –concluyen– la “escena híbrida” en Madrid es más poderosa y eso dotará de personalidad especial a esta apuesta».

A diferencia de lo que ocurre en «Apertura», que todas las galerías inauguran a la vez y ofrecen lo mejor de cada casa, el funcionamiento de Hybrid es más flexible: «La propuesta quiere poner más en valor los espacios que lo que puedan mostrar en un momento. Por eso no habrá inauguración al unísono y cada participante continuará con su programación o realizará proyectos específicos puntuales».

Cartas de rechazo

Así ocurre con Espacio Trapézio, que ayer puso en marcha un interesantísimo proyecto titulado «No participación» (comisariado por Lauren van Haaften-Schick, en colaboración con 1er Escalón y AB9), con cartas de rechazo de artistas a participar en grandes eventos como forma de protesta ante los abusos en el sector; o El Cuarto de Invitados, que se suma con la exposición de fotografía «Cabestro», de Carol Caicedo, y que está haciendo sus presentaciones esta misma mañana. Los diseñadores de León11 prefieren organizar esos días un pequeño festival de diseño, SMLXL, en el que los objetos se clasifican por tamaños, y que acabará en subasta, mientras que los chicos de Storm & Drunk continuarán desarrollando próximos a Raquel G. Ibañez y David Crespo el tercer capítulo del proyecto «Cruising». Junto a ellos, apertura de estudio en Atelier Solar, Intercambiador y Espacio Oculto (aquí se mostrará el trabajo de algunos de sus residentes como Nacho Vergara y Víctor Botas), y buenas propuestas en Mad is Mad, Espacio Ucrania (con un proyecto lumínico de Ana Carrascosa), La Fiambrera (Shag), Espacio Brut y Swinton & Grant (en palabras de las organizadoras, uno de los espacios, este último, que más les inspiraron. Sus bazas, Mario Mankey y Alberto M. Centenera).

Por su parte, los patrocinadores facilitan tres hoteles para el desarrollo de otras tantas propuestas: la exposición multimedia «Hybrid 01» de Miguel Guzmán y María Sánchez en el Petit Palace Art Gallery; una selección de obra gráfica de artistas urbanos como Boamistura o Ricardo Cavolo, en colaboración con la web Gunter Gallery, en el Lealtad Plaza; y una pequeña muestra de la pintura de Pablo Carpio, apoyado por la galería Mirat & Co., en el Savoy Alfonso XII.

«Queremos ser el hermano menor de “Apertura”, no competir con ellos. Nos complementamos bien apostando por lo emergente. Por otro lado, estamos abiertos a mutar. Aquí todo es muy experimental y esta edición es de prueba. Por ejemplo, comprobar si las fechas son las idóneas. Y se puede seguir creciendo. Tenemos en mente organizar recorridos guiados. Pero eso será el año que viene». De momento, disfrutemos de lo que nos proponen para este.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios