Cultura - Cine

Mohamed Hamidi se sumerge en la visión que los argelinos tienen de Francia

«Siempre pongo muchos reproches a mis película», confiesa el director de «La Vaca»

El director Mohamed Hamidi en el Festival de Cine francés
El director Mohamed Hamidi en el Festival de Cine francés - AFP

El director Mohamed Hadimi vuelve a los cines con su último filme, «La Vaca», una comedia original sobre el sueño de un campesino argelino y su animal de granja, una vaca. España podrá disfrutar de esta historia a partir del viernes 30 de septiembre.

En la película, Fatsah Bouyahmed da vida a Fatah, un humilde argelino dedicado al campo y a sus animales que lleva toda su vida con el mismo sueño, acudir con su vaca Jacqueline a la Feria Anual Internacional de Agricultura de París, a más de 2.000 km de casa.

«Aunque quiere a su mujer y a su hija, solo se siente comprendido de verdad por su vaca», confiesa Mohamed Hamidi. Por ello, este ganadero soñador no tiene elección cuando recibe una invitación desde París para acudir a la Feria de su vida. Aunque sus ingresos no le permiten cumplir sus anhelos, el pueblo entero se vuelca en su causa costeando conjuntamente su aventura.

Hamidi: «Solo se siente comprendido de verdad por su vaca»

Según el director, es realmente difícil «escribir algo espontáneo y que a la gente le coja por sorpresa». El humor es algo que se prepara, consiste en «tirar pequeños elementos a lo largo de la historia para después explotar en el momento más inesperado».

Reparto

En el reparto también encontramos a Lambert Wilson y Jamel Debbouze, coprotagonistas que dan vida a Philippe y Hassan. El primero, un francés acomodado aunque muy solitario, conoce a Fatah por casualidad durante su viaje y decide seguirle en su aventura. Después, Hassan, hermano de su mujer Naïma, vive en Marsella alejado de la familia y oculta algún que otro secreto.

«En este aspecto, considero que el punto flojo de mi película ha sido quizás no dar voz a los personajes secundarios», comenta Mohamed Hamidi, que ha centrado el argumento en contados personajes principales. «Intenté darle vida a su mujer Naïma, pero aunque le he dado toda la voz posible me hubiera gustado descubrirla más».

Paraíso francés

La película es un transparente reflejo de la visión que en Argelia tienen de Francia. Riqueza, bienestar, amabilidad, modernidad... Son algunos de los aspectos que los argelinos más admiran del país galo. No obstante, para Mohamed Hamidi «los argelinos se confunden. Vivir en Francia es duro, siempre llueve, la gente está deprimida y el café vale cuatro euros».

«También es verdad que tenemos la suerte de vivir en Europa, de ser un país desarrollado, con protección, educación y acceso a la cultura», añade Hamidi.

«Tenemos la suerte de vivir en Europa»

Esta relación entre ambos países es uno de los puntos clave en el filme, ya que el protagonista coge un barco de Argelia a Marsella para después caminar hasta París. Esto permite ir conociendo una a una las ciudades y gentes de Francia.

Tras esto, la elección de una vaca como coprotagonista no es casualidad. Para el director, ir acompañado de este animal es «una buena manera de conocer gente, porque es muy pacífico, sano, universal. Tiene buena imagen en todo el mundo, ya que alimenta a los hombres y a los niños. Pasearte con una vaca es como decir: "Vengo en son de paz"».

El director

El género de la comedia no parece agotarse jamás. Los espectadores siempre necesitan desconectar y alejarse de su rutina y sus problemas. Para Hamidi, «la vida es mucho más equilibrada de lo que nos enseñan televisiones y periódicos» y este género nos ayuda a ver que no todo es tan malo.

El director, que resume toda su película con una palabra, «humanidad», no siempre tuvo claro el final de su proyecto: «La primera cosa en la que pensé es totalmente contraria a la que luego hice. Hasta el último momento tuve un final alternativo, pero no era lo que yo quería».

Por otro lado, Hamidi tiene previstos futuros proyectos y actualmente trabaja en una película sobre fútbol femenino: «Espero empezar a grabar el filme en 2018».

«Nunca estoy lo suficientemente satisfecho con mi trabajo y tengo muchísimos reproches que daría a mi película en cuanto a escritura, aspectos técnicos, interpretación o encuadres. Aún así, tengo que reconocer que se ha convertido en una película muy vista y compartida en Francia», concluye el director de «La Vaca».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios