EXPOSICIÓN

Todo listo para Velázquez y Murillo, «la exposición que se merece Sevilla»

La muestra presenta en 19 cuadros las relaciones entre los dos pintores sevillanos y es el pórtico al Año Murillo

Presentación de la exposición, esta mañana - J. M. SERRANO

La Fundación Focus inaugura este lunes la exposición «Velázquez. Murillo. Sevilla», que conmemora los XXV años de la llegada de esta institución al Hospital de los Venerables y que por primera vez confronta, a través de diecinueve lienzos, las obras de los dos grandes pintores sevillanos, con el trasfondo de la influencia que ejerció sobre ellos la capital hispalense.

La muestra sirve de pórtico al Año Murillo, que conmemorará el cuarto centenario de su nacimiento, y cuenta con obras provenientes de once instituciones internacionales, entre ellas, el Museo del Prado que presta cinco obras y que colabora de forma especial. El comisario de la muestra y director de la National Gallery, Gabriele Finaldi, destacó en la presentación este carácter internacional de una exposición que «es la que se merece Sevilla en el Año de Murillo».

Finaldi valoró también que «nunca se ha hecho antes una exposición que una a Murillo y Velázquez, algo que puede ser una cosa atrevida», aunque visto el resultado, añadió, «ha merecido la pena». En ese sentido, el director de la National Gallery señaló afinidades y paralelismos entre la pintura de Murillo y de Velázquez, dos artistas de generaciones distintas, pero que, en su opinión, tuvieron que llegar a conocerse.

Junto a Finaldi participaron en la presentación de la exposición, que cuenta con la colaboración de ABC y las fundaciones Cajasol y Cruzcampo, la consejera de Cultura, Rosa Aguilar, la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño; el vicepresidente de la Fundación Focus, José Borrell; la directora gerente de Focus, Anabel Morillo; Director del Museo del Prado, Miguel Zugaza; el gerente de ABC en Andalucía, Álvaro Rodríguez Guitart; el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; el presidente de la Fundación Cruzcampo, Jorge Paradela; y Charles Wellesley, duque de Wellington.

Por su parte, Borrell señaló que esta exposición, que abre este martes sus puertas al público, «llega a un lugar emblemático de la cultura en Sevilla» como es el Hospital de los Venerables, sede de la Fundación Focus, que entre otras finalidades tiene la «divulgación de la cultura sevillana en los años gloriosos del Barroco». Una muestra que, además, «tiene voluntad de conectar» con el centenario de Murillo.

La muestra, que conmemora el XXV aniversario del traslado de la fundación al Hospital de los Venerables, pretende arrojar una innovadora mirada sobre las relaciones entre los dos grandes maestros sevillanos, cuyas respectivas obras, mantiene Finaldi, conocían ambos, aunque ellos no llegaran a conocerse.

«Velázquez. Murillo. Sevilla», que cuenta con la colaboración de ABC y de las fundaciones Cajasol y Cruzcampo, supone la culminación de un proyecto en el que lleva trabajando la Fundación Focus desde 2014, bajo la dirección científica del director de la National Gallery, y pretende mostrar las relaciones y afinidades entre ambos pintores, formados con una generación de diferencia en una Sevilla abierta y culta.

Para ello, Finaldi ha seleccionado nueve obras de Velázquez, datadas entre 1617 y 1656, y diez de Murillo, de entre 1645 y 1680, con el objetivo de mostrar esos puntos de encuentro entre ambos artistas propiciados por la ciudad de Sevilla, tanto en el desarrollo de un lenguaje naturalista como el de los modelos iconográficos y el singular modo de abordar la pintura de género.

Para ello, las obras, algunas de ellas nunca vistas en Sevilla, se presentarán en parejas y tríos. Un ejemplo de ello puede ser la representación de la iconografía de la Inmaculada, que en la muestra se resuelve con la comparación entre la realizada por Murillo, propiedad del Nelson Atkins Museum de Kansas City y las dos de Velázquez presentes en la muestra: la de la National Gallery y la que posee la Fundación Focus.

Entre las obras nunca vistas en Sevilla, destaca «Dos jóvenes a la mesa», de Velázquez, que se expone gracias a un préstamo de la colección Wellington por primera vez en España. De este pintor se expone también por primera vez en la ciudad «La Infanta Margarita de blanco», proveniente del Kunsthistorisches Museum de Viena; y la mencionada Inmaculada de la National Gallery. De Murillo, se podrán contemplar también por vez primera en Sevilla las «Santa Justa» y «Santa Rufina», de la colección del Meadows Museum de Dallas.

Junto a ellas, destacan también las recientemente restauradas por el Museo del Prado para la exposición: «Adoración de los magos», de Velázquez; y «La Sagrada Familia del pajarito», de Murillo. Ambas se suman a otra obra de este último autor recientemente restaurada: «San Pedro Penitente de los Venerables» de la Fundación Focus.

Numerosos préstamos de museos de todo el mundo dan cuerpo a una exposición que abrirá sus puertas al público este martes y que permanecerá abierta hasta el 28 de febrero. Entre ellos, destacan los cinco cuadros que ha cedido el Prado, que colabora en la exposición, a los que se suman otros de pinacotecas tan importantes como el Louvre, la National Gallery y la Frick Collection, entre otros, que cede un autorretrato de Murillo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios