«Las santas patronas Justa y Rufina», de Juan de Espinal
«Las santas patronas Justa y Rufina», de Juan de Espinal - ABC
IV CENTENARIO

El Año Murillo toma cuerpo en Sevilla con dos restauraciones y cinco préstamos

Son obras la Casa Consistorial que formarán parte de la exposición sobre los seguidores sevillanos del artista

SEVILLAActualizado:

Dos iniciativas del Ayuntamiento de Sevilla, recientemente aprobadas en la Junta de Gobierno y que atañen al patrimonio municipal, han propiciado que el Año Murillo comience a tomar cuerpo, más allá de la media docena de exposiciones anunciadas, cuando falta algo más de medio año para la conmemoración de los cuatro siglos del nacimiento del pintor.

La más importante de las dos es la aprobación de un acuerdo de la Delegación de Hacienda y Administración Pública por el que autoriza al Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) a que proceda a la restauración de dos pinturas que prestará el Ayuntamiento a la exposición «Murillo y su estela en Sevilla», que tendrá lugar en el espacio Santa Clara del 5 de diciembre de 2017 al 8 de abril de 2018 y cuyo comisario es el profesor titular de la Universidad de Alcalá de Henares, Benito Navarrete.

Estas obras son: de un lado, una «Inmaculada Concepción», de autor anónimo y del siglo XVIII; y el «Retrato del venerable Fernando de Contreras», también de autor anónimo y pintada a mediados del siglo XVIII. Ambas obras, tal como recoge la web de Patrimonium Hispalense, están relacionadas con la pintura de Murillo.

La «Inmaculada Concepción» muestra cómo «desde finales del siglo XVII, los seguidores de Murillo siguieron recreando los modelos de Inmaculada que éste había plasmado, prolongando sus prototipos durante el siglo XVIII». Por su parte, el «Retrato del venerable Fernando de Contreras» es una copia del original de Luis de Vargas que conserva la Catedral, que fue tomado del natural en 1541. Al parecer, «Murillo también copió esta obra, aunque no se ha conservado», explica la página de patrimonio del Ayuntamiento.

La Dirección General de Cultura, señala el expediente enviado a la Junta de Gobierno, indica que resulta de «esencial importancia» la restauración de ambas pinturas, habida cuenta de que tanto responsables del ICAS como el propio comisario de la exposición mantienen que «tales restauraciones podrían aportar datos más explícitos sobre la autoría y época de realización».

Estas dos obras forman parte de las cinco que prestará el Ayuntamiento para la exposición «Murillo y su estela en Sevilla», lo que constituye la segunda iniciativa aprobada hace dos semanas por la Junta de Gobierno. Al igual que las mencionadas, estas pinturas muestran la influencia del pintor en los artistas sevillanos del siglo XVIII.

Un buen ejemplo de ello es el «Retrato de Ambrosio Ignacio Espínola», de Pedro Núñez de Villavicencio. Esta obra, señala Patrimonium Hispalense, «imita el efecto ilusorio de trampantojo del autorretrato de Murillo, ubicando la figura dentro de un óvalo y colocando su mano fuera».

Completan los préstamos para esta exposición «Las santas patronas Justa y Rufina», de Juan de Espinal; y «Retrato de Don Diego Ortiz de Zúñiga», de Domingo Martínez y que es una copia del original que pintó Murillo hacia 1653.

Finalmente, la Junta de Gobierno autorizó el préstamo del «Retrato de Fray Pedro de Oña», de Zurbarán y que se encuentra depositado en el Centro Velázquez de la Fundación Focus, al Museo Lázaro Galdiano. En reciprocidad, el museo madrileño prestará dos obras para la exposición «Murillo y su estela en Sevilla».