Cultura - Arte

Fallece la decana de los escultores sevillanos

Carmen Jiménez ha muerto en una clínica de Sevilla a la edad de 96 años

Carmen Jiménez en 1987
Carmen Jiménez en 1987

La decana de los escultores sevillanos, Carmen Jiménez Serrano, ha fallecido este miércoles a la edad de 96 años en la clínica Santa Isabel de Sevilla a resultas de un accidente cerebrovascular que no ha podido superar.

Carmen Jiménez estaba en posesión de las más altas distinciones de su especialidad artística, cuyo desempeño compaginó con la docencia en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla. En 1951 obtuvo el primer premio Nacional de Escultura y al año siguiente, en 1952, también fue galardonada con la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

Había nacido el 21 de septiembre de 1920 en La Zubia (Granada) en el seno de una familia humilde. Se inició en el mundo del Arte en la Escuela de Artes y Oficios de Granada y estudió la carrera de Bellas Artes en Madrid gracias una beca. Se afincó en Sevilla desde el año 1946, fecha en que comenzó a dar clases en la Escuela (hoy Facultad) de Bellas Artes hasta el final de sus días.

En su obra sobresalen los desnudos femeninos

Su obra se caracterizó por una fidelidad figurativa, en la que sobresalen los desnudos femenidos, que se afianzó como una roca en medio del vendaval abstracto o expresionista por el que voló la escultura contemporánea prácticamente durante todo el siglo XX. Está representada en el Museo de Bellas Artes de Sevilla con su escultura en barro cocido de 1948 «Juanito», un niño regordete durmiendo que remite por su nombre y la postura al Bautista y su composición «Figuras en círculo», un mediorrelieve de tres mujeres en corro.

«Juanito», una obra de 1948
«Juanito», una obra de 1948

«El viento», en marmolina y poliéster, se puede admirar en el patio del Rectorado de la Universidad de Sevilla. Otras obras de su producción están en Madrid como «Las dos Edades» en el Museo Contemporáneo de Madrid, su famosa «Eva» en el Círculo de Bellas Artes de Madrid que le valió la medalla de este centro cultural o «La danza» en la Biblioteca de la Universidad de Granada.

Junto con su marido, el también escultor Antonio Cano Correa, medalla de oro de Bellas Artes, fallecido en 2009, con el que tuvo tres hijos, Antonio, Miguel Ángel y Mari Carmen. Será enterrada en el cementerio municipal de San José de Granada, junto a su marido.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios