Carolina Alarcón y Julio Criado
Carolina Alarcón y Julio Criado - R. RUZ

ARCO 2017: «Andalucía sobrevive en la feria con dos galerías sevillanas»

Rafael Ortiz y Alarcón Criado son las únicas supervivientes, de las once que participaban hace años, en el evento de arte más importante de España

SevillaActualizado:

Son tan sólo dos las galerías andaluzas que sobreviven en la Feria Arco 2017, el encuentro de arte anual más importante de España, y una de las ferias punteras del panorama europeo actual. De las once galerías andaluzas que desembarcaban en Madrid para presentar sus artistas hace diez años, la gran parte han cerrado, y otras, como la señera de Juana Aizpuru, hace tiempo que se trasladó a la capital.

Cuando Arco se abra al público el próximo día 22 de febrero dos galerías sevillanas estarán allí: Rafael Ortiz y Alarcón Criado. Entre ambos presentan trece artistas nacionales e internacionales, con propuestas bien distintas. Sin embargo, hay otros artistas andaluces que estarán presentes en Arco con galerías de Madrid, Valencia y Barcelona, principalmente, como Miki Leal, Pilar Albarracín, Jacobo Castellano, Nacho Criado, Abraham Lacalle, Rubén Guerrero, Pérez Villalta, Leonor Serrano y Marina Vargas, entre otros.

Rafael Ortiz cumple este año su treinta y dos participación en Arco, siendo uno de los galeristas españoles más veteranos que ininterrumpidamente ha participado en la Feria, y va con muchas expectativas.

«Recuerdo los primeros años y claro también lo que se vendía. Nosotros llevábamos artistas muy jóvenes en aquellos años como Félix de Cárdenas, José María Báez, Juan Lacomba, Pérez Villalta..., llevábamos tantos que sólo podíamos poner una obra de cada...».

Ortiz recuerda las ediciones en las que instituciones como ayuntamientos y diputaciones hacían grandes compras, «y las fundaciones. Se llegaba a vender muchísimo y la verdad es que el mercado estaba boyante».

Pero llegó la crisis y muchas galerías dejaron de participar en Arco. Cambiaron los formatos, los directores de Arco, llegó el sistema del «país invitado» anual.., «la verdad es que ha sido una resistencia numantina, pero lo hemos conseguido. En Arco, aparte de lo que vendes, es lo que luego surge tras la Feria y, sobre todo, los contactos que haces».

En esta edición Ortiz presenta un formato que ha repetido del año anterior: cuatro artistas. Equipo 57, Dalila Gonçalves, Luis Gordillo y Norman Morales. «De Luis Gordillo llevamos una pieza nueva espectacular de gran formato. Del Equipo 57 una escultura inédita de escayola, un cuadro y dibujos. El formato de cuatro artistas te permite mostrar la obra con amplitud ,y en la Feria de Miami nos funcionó muy bien». Otro artista de su galería, José Miguel Pereñíguez, ha sido seleccionado para el proyecto «Cervezas Alhambra». «Mientras las instituciones han dejado de comprar, las empresas privadas lo están haciendo muy bien».

Ortiz afirma que la dirección de Arco, comandada por Carlos Urroz, «lo está haciendo bien. Viene del mundo de las galerías, no son tecnócratas, sino que saben de qué va».

Alarcón-Criado

Para Carolina Alarcón y Julio Criado es su octavo año en Arco. En esta ocasión presentan nueve artistas en tres bloques, españoles como José Guerrero, Jorge Yeregui, Ira Lombardía (primera vez en Arco), y los MP&MP Rosado; iberoamericanos como Alejandra Laviada, Bernardo Ortiz y François Bucher, y artistas de los países del Este como Dénes Farkas además del suizo, Nicolás Grospierre. Esta galería presenta obras que tienen que ver con la imagen y trabajos de investigación sobre archivar y clasificar. En el stand se presentará una gran instalación mural de Bernardo Ortiz, así como obras inéditas de Farkas.

«La realidad es que Arco es un gran lugar de encuentro. Antes de la Feria ya has enviado información y mucha gente viene con los deberes hechos, por lo que se cierran compras porque ya las has trabajado», dice Julio Criado.

En 2016 comenzaron Arco vendiendo varias importantes piezas el primer día, «sí, fue un gran subidón, pero la realidad es que lo importante de Arco no sólo es la Feria, sino lo que ocurre después de ella».

Julio Criado no conoció la época en las que las instituciones compraban obra, «deberían volver a comprar como están haciendo las empresas. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Sevilla tenía que tener una colección de arte contemporáneo. ¿Qué mejor manera de apoyar al sector y sobre todo a los artitas? Y además, sería patrimonio de todos y la historia que se deja para otras generaciones».

El mercado de arte en España es el uno por ciento del mercado internacional, «por eso es muy buena la labor de la dirección de Arco trayendo más de 300 coleccionistas internacionales. Hoy día una galería tiene que ir a ferias fuera de España. Nosotros vamos a una cada dos meses», afirma.