Entrevista con Denes Farkas en la galeria alarcón Criado
Entrevista con Denes Farkas en la galeria alarcón Criado - J.M.SERRANO

El «Arca de Noé» del siglo XXI según el artista Dénes Farkas

El artista húngaro presenta sus nuevos proyectos en la galería Alarcón-Criado de Sevilla

SevillaActualizado:

La galería Alarcón-Criado de Sevilla hace tiempo que volvió sus ojos a la creación internacional, proponiendo exposiciones de artistas, bien consagrados o emergentes, que los impulsores de esta galería, Carolina Alarcón y Julio Criado, descubren en ferias, museos y encuentros.

Hace unos años presentaron la obra de Dénes Farkas (Budapest, Hungría, 1974 ), un creador que reside en la bulliciosa y siempre artística ciudad de Berlín. La muestra se titula «La noche vuelve a ser noche», y es continuación de un cuerpo de trabajo iniciado en el año 2017, que pudo verse en la individual del Contemporary Art Museum of Estonia titulada «How-to-calm-yourself-after-seeing-a-dead-body Techniques» con el comisariado de Ingrid Ruudi.

«Dénes es un artista que crea arte desde la investigación. Su obra responde a proyectos que tienen una serie de objetivos y un desarrollo. La investigación ocupa un mayor espacio en el tiempo, porque realmente es la que implica generar el proceso», dice el galerista Julio Criado.

Los proyectos de Farkas están inspirados en la novela «An Unneccessary woman» («La mujer de papel»), del escritor libanés-estadounidense Rabih Alameddine. Farkas extrae fragmentos y cita con literalidad pasajes de esa novela en sus obras, por medio de páginas mecanografiadas y locuciones de voz. Además, el artista usa citas del libro de Alameddine, en diálogo con material visual fotografiado en diferentes bancos de semilla que ha visitado: La Bóveda Global de Semillas en Svalbard, Noruega, el banco de semillas del Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Áreas Secas (ICARDA) en Terbol, Líbano, y el NIVavilov Instituto de Recursos Fitogenéticos en San Petersburgo, Rusia. Todas estas instituciones tienen como objetivo principal preservar la biodiversidad y garantizar la seguridad alimentaria mundial.

Según Julio Criado, «el museo de Estonia le invitó a realizar un proyecto específico y Denes Farkas invitó a su vez a la curadora de la exposición, Ingrid Ruudi que le propone un campo de trabajo mencionándole el libro de Alameddine que le recordaba mucho al trabajo de Farkas. Yo he leído el libro y en efecto hay muchos temas como los problemas de comunicación, los pequeños deslices a la hora de traducir textos, esa obsesión de coleccionar y hacer acopio de materiales..., como si en el libro se planteara el tema del desasosiego, como si algo puede suceder que desestabilice la situación. Y además, le propone que investigue sobre una tipología de edificios, y han visitado tres centros que son los Bancos de Semillas, alguno de ellos verdaderos bunkers a prueba de ataques nucleares. Farkas trabaja en estos «Arcas de Noé» modernos que sólo se visitan dos veces al año, a él le autorizaron a visitarlo».

Arte y concepto

Los galeristas de Alarcón-Criado son muy selectivos a la hora de escoger los artistas para desarrollar su temporada. «Nos interesa el arte con concepto porque es el gran arte de todos los tiempos, y quizás eso pasa desapercibido. En ocasiones la gente no se da cuenta que detrás de los grandes maestros está el concepto, y eso ocurre también detrás del arte contemporáneo. Sólo se valora lo que demuestra un alarde técnico o una destreza, que quizás no es lo más importante. Hay que preguntarse qué es lo fundamental la factura técnica o lo que la obra transmite», afirma Julio Criado.

La materialización del trabajo de Farkas y que se presenta en Sevilla, ha cambiado en cuanto a sus últimas propuestas, pues si antes los textos e imágenes estaban ensambladas en una sola pieza, en ésta muestra las imágenes van por un lugar y los textos por otro, y al final se reúnen en el ambiente de la exposición, pero no en las obras.

Instalación, fotografías, textos mecanografiados y una pieza de audio domina el ambiente de la exposición, un audio permanente sonando.

Para el galerista, «es verdad que la obra de Farkas requiere unas claves de lectura. Podría aparentar algo diferente si no se conocen, pero yo creo que es esencial en la obra de los artistas que nos interesan, y que son la línea de trabajo de la galería en la temporada actual». Para Julio Criado, «nos interesan los artistas que trabajan en base a proyectos y realmente no se trata de una cuestión de disciplinas, sino que los proyectos justifican las piezas y las obras. No es una cuestión cerrada, porque no lo estamos ante ninguna disciplina, es simplemente nuestra línea de trabajo aunque los autores que nos interesan no son los que tienen más predicamento en nuestro contexto mas cercano».

La galería Alarcón-Criado es una de las dos únicas andaluzas que aún participan en la Feria Internacional de Arte Arco, donde viajarán nuevamente el próximo febrero.