Un momento de la subasta del Modigliani
Un momento de la subasta del Modigliani - Efe

Sotheby’s no convence pese a vender un Modigliani por 157 millones de dólares

La cifra estratosférica pagada por un desnudo del artista italiano no compensa una subasta tibia de arte impresionista y moderno

CORRESPONSAL EN NUEVA YORKActualizado:

La cascada de récords en la que está instalado el mercado del arte explican que una subasta en la que se vende un cuadro por 157 millones de dólares no sea histórica. Ocurrió este lunes en la velada dedicada por Sotheby’s al arte impresionista y moderno. Todos los focos estaban puestos en «Nu couché (sur le côté gauche)», de Amadeo Modigliani. Es el cuadro de mayor tamaño ejecutado por el pintor italiano, referente de una serie de desnudos femeninos y uno de las grandes protagonistas de la temporada de primavera de subastas.

El cuadro se cubrió de récords: el cuarto mayor precio de la historia para una obra de arte en subasta, el más alto alcanzado nunca por Sotheby’s y la mayor estimación para un lote hasta la fecha, con 150 millones de dólares. La última vez que salió a subasta, en 2003, se vendió por 26,9 millones de dólares. Es decir, ha multiplicado su valor por seis en quince años. Sin embargo, la obra no provocó el furor esperado por la casa de subastas. Se quedó lejos de los 170 millones que se pagaron en Christie’s en 2015 por otra obra de Modigliani y apenas por encima de la estimación más baja. Apenas nadie pujó por el cuadro. Todo apunta a que el precio final lo pagó un avalista, que fija una puja previa para garantizar un precio mínimo.

El resto de la subasta compartió el regusto agridulce de la venta del Modigliani. La venta total fue de 318,3 millones de dólares, en la parte más baja de las estimaciones, que Sotheby’s colocó entre 307 y 378 millones. De los 45 lotes que salieron a la venta, 13 se quedaron sin comprador. Los datos son una nueva muestra de que el interés del mercado oscila cada vez más hacia el arte contemporáneo. La gran venta de la colección Rockefeller de la semana pasada, sobre todo con arte impresionista y moderno, podría haber sido una excepción motivada por el origen de los cuadros.

Entre las buenas noticias de la subasta estuvo el cuadro «Le Repos», de Pablo Picasso, adjudicado por 36,9 millones de dólares, por encima de su estimación más alta. Sin embargo, la subasta dio muestras de ser más selectiva con el pintor malagueño, después de que la semana pasada Christie’s vendiera uno de sus cuadros por 115 millones. De los once que Sotheby’s sacó a la venta el lunes, cinco se quedaron sin comprador y dos se quedaron por debajo de la estimación o en su parte más baja.