Cultura - Arte

El Museo Van Gogh considera falso el supuesto cuaderno inédito del pintor

Según los expertos de la pinacoteca, se trata de simples imitaciones de los dibujos del artista holandés

Copia del libro «Vincent van Gogh: El cuaderno perdido de Arles»
Copia del libro «Vincent van Gogh: El cuaderno perdido de Arles» - REUTERS

El Museo de Van Gogh de Amsterdam asegura que es falso el llamado «cuaderno perdido de Arles», presentado hoy por una editorial francesa como una serie inédita de dibujos del maestro impresionista, que sería en realidad una simple copia.

«Este álbum de dibujos es una imitación de los dibujos de Van Gogh», declaró en un comunicado la pinacoteca dedicada al maestro holandés, cuyos expertos ya rechazaron la autenticidad de las obras entre 2008 y 2012, en base al análisis de fotografías de 56 de los 65 dibujos del cuaderno.

En 2013 los estudiosos analizaron también piezas originales y «no cambiaron de opinión».

«Los expertos examinaron su estilo, técnica e iconografía» y señalaron que «entre sus conclusiones encontraron distintivos errores topográficos y que su autor se basó en dibujos descoloridos de Van Gogh (1853-1890)», sentencia el museo.

Precisan que los bocetos están fechados entre la primavera de 1888 y 1890, pero que estos «no reflejan en modo alguno el desarrollo de Van Gogh como dibujante en ese momento» y están ejecutados en un tono «monótono, torpe y sin espíritu» que difiere claramente del «refinamiento característico de Van Gogh».

«Otro dato revelador es que los dibujos del cuaderno de dibujo se ejecutan en tinta café, y este tipo de tinta nunca se ha encontrado en los dibujos de Van Gogh de los años 1888-1890», pues el pintor dibujaba en esa época con tinta negra o morada que solo adquiría un tono marrón al decolorarse con el tiempo, algo que parecía ignorar el imitador, quien «aparentemente no sabía que su color original era negro».

Además, los expertos han encontrado en la presunta obra inédita del impresionista errores tipográficos que demuestran que el autor no está familiarizado con las localidades francesas de Arles y Saint-Rémy donde residió Van Gogh y donde supuestamente se ejecutaron los dibujos.

La historia de cómo el cuaderno fue entregado por Van Gogh al matrimonio Ginoux de Arles -que regentaban el café y hotel donde se alojaba- y cómo estuvo desaparecido durante sesenta años también parece «altamente improbable», agregan los expertos.

La editorial francesa Seuil, que desde hace meses viene desgranando detalles del misterioso cuaderno, presentó hoy el cuaderno como el descubrimiento excepcional más de un siglo después de la muerte del artista, que publicará en Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Holanda y Japón a un precio de 69 euros (74,3 dólares).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios