Cultura - Arte

Jaume Plensa: «A nivel cultural, Barcelona se ha despistado un poco»

La Galería Senda celebra 25 años con una exposición del artista barcelonés

Jaume Plensa
Jaume Plensa - Matías Nieto Koenig
MARÍA GÜELL Barcelona - Actualizado: Guardado en: Cultura , Arte

Tras la buena nueva de que la escultura de «Carmela» se queda los próximos ocho años como fiel guardiana del Palau de la Música, ahora aplaudimos la exposición «El Bosque Blanco» en la Galería Senda. «Celebramos los veinticinco años de la Galería Senda con esta exposición de Jaume Plensa», anuncia Carlos Durán en la buhardilla de la nueva sede de la calle Trafalgar. Un invitado de lujo y muchos micrófonos para grabar las palabras de este artista barcelonés tan querido en el mundo entero y tan poco estimado por las instituciones de aquí.

«Salvo la incursión en el Palau de la Música, la última vez que expuse en Barcelona fue hace ocho años en la Galeria Toni Tàpies», destaca Plensa, que está muy orgulloso de ser barcelonés y que trabaja en silencio desde su estudio camuflado en un polígono industrial.

Ahora podemos disfrutar de su última producción que se adapta a la perfección a las características de esta galería. «Cuando hablamos de la gente se pierde la individualidad de las personas y cuando muere alguien desaparece toda la información que ha acumulado en sus años de vida… Esta exposición es un homenaje al individuo», reflexiona Plensa que ha invadido el suelo y las paredes de Senda.

«Slumberland XLII (Sophia)», de 2015
«Slumberland XLII (Sophia)», de 2015- ABC

«El artista estuvo aquí pintando directamente sobre las paredes el rostro de estas niñas que le atraen desde hace años –destaca Carlos Durán mientras señala uno de estos rostros que se diluye en la pared-. Es una muestra íntima que invita al diálogo entre el visitante y las obras».

«He querido pintar en las paredes para cambiar la arquitectura y he plantado unas esculturas de rostros de niñas esculpidas en un molde de madera que luego paso a bronce», añade Plensa que cree que la madera está siempre viva. El título, Bosque Blanco, «hace referencia a un bosque que nunca he visto pero que imagino. El suelo de Senda consigue que parezca que las esculturas están sobre agua».

«White Forest (Duna)», de 2015
«White Forest (Duna)», de 2015- ABC

Celebremos esta doble coincidencia de Plensa en un territorio que apenas dista dos minutos a pie. «Lo mismo que me ha pasado con “Carmela” que la gente quería que se quedase me ha ocurrido en otras ocasiones como recientemente en la ciudad e Toledo (Ohio). Me piden la obra para un tiempo y ya no la recupero…», concluye con una sonrisa en los labios. Toronto, Seúl, Nueva York, Bangkok son algunas de las ciudades que esperan su visita. Respecto a su ciudad natal opina que «Barcelona a nivel cultural se ha despistado un poco». Clama una ley de Mecenazgo y reivindica que la cultura vuelva a tener su protagonismo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios