ARCOlisboa se celebra en la Cordoaria Nacional entre el 17 y el 20 de mayo
ARCOlisboa se celebra en la Cordoaria Nacional entre el 17 y el 20 de mayo - ABC

ARCOlisboa crece hasta las 72 galerías

La versión portuguesa de la feria madrileña de arte contemporáneo se celebra del 17 al 20 de mayo

Corresponsal en LisboaActualizado:

El director de ARCO, Carlos Urroz, hace honor a la doble dirección de la feria de arte contemporáneo y hasta se arrancó en portugués durante la presentación de ARCOlisboa, que crece hasta las 72 galerías.

Lo que va de Madrid a la capital portuguesa en esta tercera edición, presta a celebrarse entre el 17 y el 20 de mayo, pasa por la fraternidad entre los galeristas lusos y españoles, que estrechan lazos y convierten la cita en un «must» ibérico con escala en febrero en Ifema y, bien entrada la primavera, en la orilla del Océano Atlántico.

Solo así resulta posible este incremento de un 22,5% en el número de propuestas, toda vez que la feria está más que consolidada y, de paso, ha desatado un vuelco artístico en esta ciudad tan de moda últimamente.

La maquinaria promocional del Festival de Eurovisión invade la fachada y la plaza del Ayuntamiento, de modo que los preparativos de ARCOlisboa conviven con toda esa parafernalia. Y allí se vivió la puesta de largo, con el alcalde socialista Fernando Medina como anfitrión.

Un total de 14 países trasladarán algunos de sus planteamientos artísticos más contemporáneos, con acreditadas galerías preparándose para desembarcar en la Cordoaria Nacional, en la zona de Belém. Por ejemplo, debutarán Helga de Alvear (Madrid), Carreras Múgica (Bilbao), Krinzinger (Viena) y Greengrassi (Londres). Por su parte, el innovador programa «Opening» sumará a Balcony (Lisboa), Copperfield (Londres), Rolando Anselmi (Berlín, Roma) y Bombon (Barcelona).

Además, Lisboa reserva para estas fechas varias exposiciones de primer nivel, como la que retrata en la Fundación Gulbenkian la influencia del arte pop británico en los creadores portugueses o la que dedica la Fundación Carmona e Costa a Juliao Sarmento.

Revulsivo

Lo que está claro es que ARCOlisboa sirve de revulsivo al universo local del arte contemporáneo portugués, especialmente por la proliferación de nuevas galerías, punta de lanza de una dinamización palpable en una ciudad que carecía de una cita de estas características y languidecía en la periferia de los epicentros europeos.

Así, abrieron sus puertas en los últimos meses Madragoa (en el barrio del mismo nombre), Pedro Alfacinha (en plena Mouraria) y Francisco Fino, muy cerca de la considerada número uno, Filomena Soares. Una cuarta, HawaiiLisbon, se estrenó igualmente, aunque desde Parede, en las proximidades de la capital, camino de Cascais, la localidad con mayor renta per cápita de todo el país.

Además, la italiana Monitor (con sede en Roma) se ha instalado también en la capital del fado y desde la madrileña calle Doctor Fourquet llegó MaisterraValbuena, ahora con una segunda ubicación en la zona de Alvalade, donde se asientan otros colegas, como Appleton Square o Quadrum.

Así se muestra la «onda expansiva» de una feria que sigue la misma línea de su hermana mayor en cuanto a la opacidad de sus cuentas pero que ha generado un efecto positivo en el panorama local, según podrá comprobarse a través de la fotografía surrealista de Jorge Molder en Pavilhao 31.

El comité responsable de la elección de los participantes está integrado por Nuno Centeno (Oporto), Juana de Aizpuru (Madrid), Cristina Guerra (Lisboa) y Giorgio Persano (Turín). ¿Deben ser galeristas quienes determinen qué otros galeristas acuden a una feria de arte contemporáneo? En Portugal, diversos profesionales se inclinan por unos jueces más independientes: coleccionistas, comisarios de exposiciones, directores de museos…

En cualquier caso, los esfuerzos por adaptarse al ámbito local desde la organización central en Ifema se traducen este año en un horario más apto a las costumbres lisboetas: de 14.00 a 21.00, con la salvedad del domingo de cierre: de 12.00 a 18.00 horas.