Cultura - Arte

Antonio de Felipe decide «encerrarse en su estudio» y no clausurará su exposición en Benidorm

El pintor valenciano, acusado por una artista japonesa de no haber pintado cientos de sus cuadros, responderá con otra demanda judicial

El artista Antonio de Felipe
El artista Antonio de Felipe

Antonio de Felipe está atravesando la peor de las pesadillas posibles para un pintor: que le nieguen su obra. Peor aún, que le acusen de «no haber cogido un pincel en años» y haberse enriquecido con el trabajo de otra artista en la sombra. El creador valenciano, proclamado como el gran renovador del pop español, deberá defender en los tribunales la autoría de cientos de obras que la pintora japonesa Fumiko Negishi atribuye a su propia mano. El relato compartido por ésta con el diario digital «El Español» hace unos días ha desatado una tormenta mediática, y ha sumido a de Felipe en una grave crisis de reputación que podría tener consecuencias devastadoras en la cotización de su obra. Según el portal de subastas Artprice, los precios de los lienzos acrílicos del pintor durante los últimos diez años oscilan entre los 4.500 y los 13.000 euros.

Tras reunirse con sus abogados el pasado lunes, el pintor valenciano ha emitido esta mañana un comunicado, que ha hecho público en su cuenta de Twitter, en el que asegura que «las acusaciones de la señora Negishi son injuriosas e infundadas, motivo por el cual ya he puesto este asunto en manos de mis abogados, quienes iniciarán las acciones judiciales pertinentes para defenderme de este hecho tan grave».

Silencio y trabajo

Por el momento, sus letrados le aconsejan no conceder entrevistas para no entorpecer la estrategia jurídica planteada, si bien su portavoz asegura que «Antonio tiene muchas ganas de hablar y de contar muchas cosas que no se saben». Parece en todo caso que de Felipe no acudirá a Benidorm el próximo 25 de septiembre para clausurar la exposición retrospectiva que acoge el Museo Boca Calvarí desde el pasado mes de julio. «Por el momento, las circunstancias me obligan a mantenerme en silencio y a centrarme en el trabajo (…) ante todo lo ocurrido, creo que lo mejor para mi es permanecer en mi estudio», explica el artista en la nota.

Exposición de De Felipe en Benidorm
Exposición de De Felipe en Benidorm

La polémica generada por las acusaciones de Fumiko Negishi sorprendieron a de Felipe en pleno proceso creativo. «Lleva tiempo trabajando en una nueva gran serie de pinturas para una exposición en Madrid que todavía no tenía fecha cerrada, pero probablemente haya que posponerla», indica su portavoz.

El artista no ha negado que la pintora nipona –esposa del también artista Carlos Muñiz- trabajase para él, pero niega categóricamente que ella sea la ejecutora de cientos de cuadros y de que su función se limitase a proporcionarle un boceto o fotografía y apenas se molestase en supervisar la ejecución de los cuadros que le encargaba. Su colaboración profesional, según contrapone el comunicado, se limitó «a aspectos meramente técnicos y no creativos».

«A mí no me gusta la obra de Antonio de Felipe, pero creo que no podemos rasgarnos las vestiduras por enterarnos de que hay artistas que trabajan con asistentes –explica el comisario y crítico de arte Javier Molins-. Toda la vida los artista han trabajado en talleres. Rafael tenía cuarenta asistentes, e incluso elMuseo del Prado dedicó una exposición a este tema. ya no existe la idea de artista romántico que trabaja solo en su estudio. La escultura, por ejemplo, se hace en talleres fundición, como hacía Chillida. O como ocurre con los arquitectos, que necesitan peones para que levanten sus edificios. Lo que sí tiene que haber es una conceptualización de la idea por parte del artista, quien ha de dirigir e intervenir en el proceso».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios