Cultura

El Titanic reflota en Bilbao

El Palacio de Euskalduna exhibirá una maqueta de doce metros del mítico transatlántico

El Titanic reflota en Bilbao
EFE Bilbao - Actualizado: Guardado en:

El Palacio Euskalduna acogerá a partir de 15 de diciembre y hasta el 19 de febrero la exposición «Titanic: The Reconstruction», una muestra multidisciplinar sobre el buque que incluye la maqueta más grande de cuantas se han hecho hasta ahora de la nave.

En una rueda de prensa ofrecida ayer, el director del Palacio Euskalduna, Jon Ortuzar, que calificó la muestra y la reproducción del barco de «impresionantes», indicó que la escala de 1x30 sobre la que se ha creado, ha permitido una reconstrucción del Titanic «al detalle», donde puede verse «hasta el champán que allí bebían», ha dicho.

Una idea que ha corroborado el presidente de la fundación Titanic, Jesús Ferreiro, quien explicó que, «reconstruido sobre los planos originales y de la misma manera en la que se construye un barco actualmente», el objetivo es que «los visitantes se conviertan en auténticos pasajeros del Titanic», para lo que primero «se ha escrito la historia y luego se ha montado la muestra», y no al revés.

Así, la exposición incluye desde piezas de gran valor histórico y económico, como el 'Bruce' de 1909, el primer coche de la historia que fue conducido por una mujer y que esperaba en el puerto de Nueva York a la llegada del 'buque de los sueños', hasta piezas únicas en el mundo, como el anillo que portaba la pasajera más joven u otras piezas audiovisuales o fotográficas.

Según explicó el director del Palacio, aunque el proyecto se gestó hace tres años durante unas conversaciones entre el Palacio Euskalduna y la Fundación Titanic, no ha sido hasta que el proceso de construcción ha finalizado y el Euskalduna ha contado con espacio libre disponible, que tal y como se contempló, la muestra podrá comenzar su andadura en Bilbao para partir después a Barcelona, Bolonia, Roma, París o Nueva York.

Sobre la idoneidad del emplazamiento escogido y haciendo alusión a aquellas voces que preguntaban del por qué no se había expuesto la muestra en el museo marítimo, Ortuzar indicó que, «sobre la condición de no utilizar carpas requerida por la fundación, el único espacio en Bilbao, por sus dimensiones, era el Palacio Euskalduna», zanjó.

A fecha del viernes, 93 colegios se habían interesado en mostrar a sus alumnos la exposición, una demanda que ha sorprendido tanto a Ortuzar como a Ferreiro, para quien, sin embargo, «razones y motivos» no les faltan los colegios, pues la exposición repara «en valores, como la valentía o el amor que demostraron los viajeros y que tripulantes del Titanic, que aunque ahora no coticen al alza, siguen existiendo», y son un ejemplo para los más jóvenes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios