La Sagrada Familia de Barcelona
La Sagrada Familia de Barcelona - ORIOL CAMPUZANO

La Sagrada Familia y La Pedrera cierran sus puertas por la huelga general

Las principales instituciones culturales de Cataluña, desde el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) se han sumado al paro general convocado hoy en rechazo a los actos violentos ocurridos ayer

Actualizado:

Las principales instituciones culturales de Cataluña, desde el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), el Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC), el comité de empresa del Liceu o el Ateneu Barcelonès se han sumado al paro general convocado hoy en rechazo a los actos violentos ocurridos ayer.

La Sagrada Familia, el templo y principal atractivo turístico de Barcelona, ha cerrado sus puertas por la misma razón, como también ha hecho La Pedrera de Gaudí y el Museo del F.C. Barcelona, según ha informado a Efe la Associació de Guies de Catalunya (AGUICAT).

El TNC ha suspendido todas las actividades previstas «para denunciar la brutal represión del Estado español contra la ciudadanía» y porque «como teatro público somos conscientes de la enorme responsabilidad cívica que tenemos los agentes de la cultura del país para contribuir a la creación de los pactos de convivencia, respeto y tolerancia».

El Teatre Lliure está igualmente cerrado por «la vulneración de los derechos fundamentales y las libertades democráticas, acompañada de unas actuaciones represivas y desproporcionadas por parte de las fuerzas de seguridad del Estado».

El MNAC y los quince museos de la Xarxa de Museus d'Art de Catalunya también cierran hoy, una red que comprende, además del propio MNAC, el Museu d'Art de Girona; la Biblioteca-Museo Víctor Balaguer, de Vilanova i la Geltrú; el Episcopal de Vic; el del Cau Ferrat de Sitges; el Museo de la Garrotxa, en Olot; el de Arte Jaume Morera de Lleida y el Museo de Lleida Diocesano y Comarcal.

También se añaden el Museo de Reus; el de Valls; el de Manresa; el de Abelló de Mollet del Vallès; el Museo Diocesano y Comarcal de Solsona; el Museo de Arte Moderno de Tarragona; el Museo del Empordà de Figueres y el Museo de Arte de Cerdanyola. Otros centros cerrados son los pertenecientes al Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya (mNACTEC) y los de la Xarxa Museus Terres del Ebre i Aran.

El Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) suspende toda actividad pública en «señal de rechazo a las graves vulneraciones de derechos y libertades provocadas por la actuación del estado en Cataluña», mientras que el MACBA se adhiere al «paro de país convocado como rechazo a la violencia ejercida sobre Cataluña el domingo 1 de octubre».

La junta del Ateneu Barcelonès, que forma parte de la Taula per la Democracia y hoy iza la «senyera» del edificio a media asta, se suma al paro en «respuesta a la grave vulneración de derechos y libertades perpetrados el 1 de octubre por las fuerzas policiales y militarizadas del Estado contra la población indefensa, perseguida por motivos ideológicos y que han causado más de 800 heridos».

El Auditori, el Museo de la Música y sus trabajadores pararán durante todo el día «en respuesta a la grave vulneración de derechos y libertades que se han producido contra la ciudadanía de Cataluña, quedando canceladas todas las actividades previstas para mañana».

La Fundación del Palau de la Música así como la Associació Orfeó Català «continúa estando al lado de la voluntad del pueblo de Cataluña, en la defensa de su cultura e identidad, expresada siempre de una manera cívica, pacífica y ejemplar» y hoy permanecerá cerrado el Palau «ante las desmedidas acciones policiales en contra de las personas que quisieron expresar su derecho a decidir».

También se adhiere el Gremi de Llibreters de Catalunya, que «condena enérgicamente la injustificable represión de las fuerzas policiales del Estado y se solidariza con las víctimas».

Editoriales como L'Altra Editorial, «indignadas, rabiosas, tristes y consternadas por la violencia y las agresiones de la Policía Nacional y la Guardia Civil», se suman al paro, igual que Club Editor, que advierte que «si conviene, indefinida», y los trabajadores de Anagrama.

Se suman también la Fundación Vila Casas y la Filmoteca de Catalunya, mientras que la junta directiva de la Associació per les Arts Contemporànies, que gestiona los centros de artes contemporáneas de toda Cataluña, secunda la huelga en «repulsa a la represión y violencia policial que ha sufrido la ciudadanía».