Una imagen de un robo de arte en «Ocean's Twelve»
Una imagen de un robo de arte en «Ocean's Twelve» - ABC

¿Qué roban los ladrones de arte?

Un análisis de la base de datos de la Interpol revela algunas de las claves sobre el latrocinio en este sector

Actualizado:

Cada año se pierden en el mundo del arte entre cuatro y seis mil millones de dólares por robos. Son datos de la Interpol, que lleva varias décadas recopilando datos sobre este problema. Ahora, un análisis reciente de «Element Paints» revela alguna de las claves de los hurtos en el mundo del arte.

En primer lugar, el informe resalta que los países que sufren más robos de arte son Irak, Afganistán, Siria y Libia: lugares devastados por la guerra donde, además, la mayor parte de las obras robadas nunca llegan a recuperarse. Sin embargo, sorprende un dato parejo a este: la mayoría de estos objetos acaban en Europa, donde se venden en el mercado negro.

En este sentido, el informe destaca a París como la ciudad donde más obras de arte robadas se recuperan; le siguen la serbia Arandjelovac y Londres. Y vistos los lugares, cabe ahora preguntarse: ¿qué roban los ladrones de arte?

Del análisis de «Element Paints», que analiza 4612 robos sin violencia registrados entre 1991 y 2017, se desprende una máxima: los ladrones prefieren el arte del siglo XX por encima de todo. Según señalan, esto puede deberse a la mayor disponibilidad de estas obras, así como la mayor facilidad para venderlas en el mercado negro. También roban muchas creaciones del siglo XVIII y XIX, aunque sorprende los pocos hurtos de piezas del siglo XXI, quizás por la poca cantidad de producción por lo poco que llevamos de siglo.

La mayoría de los robos se producen en casas privadas, donde los ladrones se llevan, sobre todo, esculturas. Tal y como se exlipca en el análisis, esto puede deberse a la demanda de este tipo de artículos en el mercado negro.