Inauguración institucional del curso escolar en el Instituto Marqués de Villena de Marcilla, el pasado mes de septiembre
Inauguración institucional del curso escolar en el Instituto Marqués de Villena de Marcilla, el pasado mes de septiembre - ABC

Pretenden cambiar el nombre de un instituto navarro porque homenajea al fundador de la RAE

La dirección del Instituto de Marcilla (Navarra) pretende borrar a su más insigne vecino

PAMPLONAActualizado:

Con la excusa de que acaba de cumplir su 50 aniversario, el equipo directivo del Instituto Marqués de Villena de Marcilla (Navarra) ha optado por suprimir el nombre de más insigne vecino de la localidad, Juan Manuel Fernández Pacheco, Marqués de Villena y fundador de la Real Academia de la Lengua Española en 1713.

A cambio quieren ponerle el nombre de Luis Carlos Díaz, el que fuera director del instituto durante 30 años. Según los vecinos, la intención del equipo directivo es ofrecer el nombre de alguien querido y que ha dado clases a muchos vecinos de la localidad para que haya menos reticencias a la supresión del Marqués de Villena en la denominación del instituto.

Sin embargo, nada más conocerse este intento, los vecinos han comenzado a recoger firmas para tratar de evitar el cambio de nombre. De hecho, los pueblos de alrededor también han pedido hojas para firmar. El Instituto Marqués de Villena de Marcilla recoge a los jóvenes de una decena de localidades de la Zona Media de Navarra.

El próximo miércoles, el Consejo Escolar del centro votará el cambio de nombre. En caso de que salga aprobado, la decisión pasará al departamento de Educación donde no se prevé que pongan ninguna pega, ya que está dirigido por un partido nacionalista como es Geroa Bai.

De hecho, el actual Gobierno de Navarra ya tuvo una polémica en la localidad el pasado mes de septiembre durante la inauguración institucional del curso escolar cuando, ante el saludo en euskera de la presidenta del Ejecutivo, Uxue Barkos, en una zona donde el idioma vasco no tiene apenas implantación, el alcalde de Marcilla, Mario Fabo, lanzó una férrea defensa del castellano, precisamente porque en esa localidad nació una de las personas, el Marqués de Villena, que más ha trabajado por el idioma que une a todos los españoles.