¿Por qué es necesario un Ministerio de Cultura independiente de Educación? (II)

Simón Casas, Carmen Posadas, Jaume Plensa, Carlos Álvarez, Julia Navarro, Lluís Pasqual, Roger Guasch, Manuel Borja-Villel, María Pagés y Darío Villanueva reivindican un ministerio independiente

MadridActualizado:12345678910
  1. Simón Casas

    Simón Casas, nuevo empresario de Las Ventas
    Simón Casas, nuevo empresario de Las Ventas - ISABEL PERMUY

    «El escritor francés André Malraux -que fue el primer ministro de Cultura cuando este ministerio fue creado por el presidente De Gaulle- comentaba que la cultura es transversal a todos los ministerios... Este concepto, que me parece totalmente acertado, justifica la plena autonomía de la cultura en un solo ministerio».

  2. Carmen Posadas

    Carmen Posadas, escritora
    Carmen Posadas, escritora - IGNACIO GIL

    «Es necesario porque la cultura no es un lujo ni un adorno ni un accesorio. La cultura es fundamental para el desarrollo del ser humano, es lo que nos define, lo que nos aleja de la estulticia, de la ramplonería de la barbarie. Lamentablemente este gobierno piensa todo lo contrario. He visto que han congelado la dotación de todos los premios institucionales incluido el premio Cervantes. Alguien debería recordarles algo tan elemental como que sin cultura no hay progreso».

  3. Jaume Plensa

    Jaume Plensa, artista
    Jaume Plensa, artista - MATÍAS NIETO

    «La Cultura debería ser una parte imprescindible en el ADN de nuestra sociedad. Todos los esfuerzos que hagamos para consolidarla y apoyarla son un beneficio para nuestro futuro».

  4. Carlos Álvarez

    Carlos Álvarez, cantante de ópera
    Carlos Álvarez, cantante de ópera - MATÍAS NIETO

    «La Cultura es un concepto tan polisémico y una actividad humana tan transversal que, si de algún modo los gobiernos se interesan por su importancia, protección y desarrollo, no habrían de dudar en dar carta de naturaleza individual al Ministerio de Cultura. En nuestra historia democrática más reciente, hasta las legislaturas populares VI, VII y X (XI y XII en funciones), Cultura ha sido una cartera singular cuya cabeza visible, fundamentalmente durante los gobiernos socialistas, fueron profesionales del sector, conocedores directos (y quizás con una mayor empatía) de las necesidades del mismo. Dando por descontado que las competencias administrativas en la materia están en algunos casos transferidas a los gobiernos regionales, encuentro que, por el hecho de crear una cierta coordinación y velar por la igualdad de derechos y oportunidades de los ciudadanos, es indispensable la existencia de un Ministerio de Cultura regido por alguien profesional».

  5. Julia Navarro

    Julia Navarro, escritora
    Julia Navarro, escritora - ABC

    «Soy partidaria de que tengamos un Ministerio de Cultura si de verdad es un Ministerio de Cultura, es decir un organismo que no olvide que la cultura también es una industria que genera miles de puestos de trabajo y que el mundo de la cultura tiene problemas específicos. Por ejemplo, ningún Gobierno se ha tomado en serio acabar con la piratería en internet o afrontar los problemas de nuestro cine o fomentar la lectura o poner en valor el inmenso patrimonio artístico que tenemos etc, etc, etc. Pero hasta ahora el Ministerio de Cultura no viene destacando por abordar de verdad los problemas de los creadores de cultura».

  6. Lluís Pasqual

    Lluís Pasqual, dramaturgo y director teatral
    Lluís Pasqual, dramaturgo y director teatral - EFE

    «Separar o juntar los Ministerios de Cultura y Educación es algo que he visto hacer en distintos países, según el periodo. Diría casi que es una cuestión de moda. Poco comprensible desde fuera. Aunque técnicamente puedan tener estructuras administrativas y funcionamientos distintos, lo cierto es que todo empieza con la Educación, que debería ser el camino abierto hacia la Cultura. A mí me gustaría poder ver alguna vez un Ministerio de Educación y Cultura que reflexione, apoye e incentive la línea que une las dos palabras. Se ha desarrollado poco, además, la propia educación a través de la práctica cultural. Sería tal vez el momento».

  7. Roger Guasch

    Roger Guasch, director general del Liceo
    Roger Guasch, director general del Liceo - INÉS BAUCELLS

    «Creo que Educación y Cultura tienen una relación muy estrecha: si hoy no damos bien música en las escuelas, mañana difícilmente tendremos público para que asista a un auditorio o a un teatro. Pero la educación no es solo Cultura, o sea que lo importante es gestionar con eficiencia. En 40 años hemos tenido no sé cuántos planes educativos y lo mismo en Cultura. Por otra parte, Deportes es parte de la Cultura: sin deportistas de élite, no tendremos deporte de base, y lo mismo sucede en Cultura. Ahora, cuando todo se pone en un mismo saco, se es menos eficiente. Creo en un modelo más flexible y menos centralizado, con unidades de acción más bien pequeñas y que funcionan mejor».

  8. Manuel Borja-Villel

    Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía
    Manuel Borja-Villel, director del Museo Reina Sofía - JAIME GARCÍA

    «Una cosa es importante: los presupuestos y la autonomía de gestión. Pero también una política que entienda la cultura como un ecosistema, en el que se tienen que articular instituciones pequeñas y grandes, lugares de investigación, y donde no todo se mide por el resultado contable. Dicho esto, tiene que haber un ministerio, así que es muy importante tener una voz propia en el Consejos de Ministros y a ello se suma el elemento simbólico de tener una alta representación».

  9. María Pagés

    María Pagés, bailaora y coreógrafa
    María Pagés, bailaora y coreógrafa - ROCIO RUZ

    «Un SI rotundo. España necesita un Ministerio de Cultura específico, porque España es conocida y reconocida en el mundo, sobre todo, por su Cultura, que además es la que da cohesión a nuestra especial diversidad. La unidad de nuestro país necesita hoy más que nunca una institución sólida e independiente que la ponga en valor. No tener un Ministerio de Cultura específico denuncia no dar importancia a nuestros más preciados y apreciados valores, a lo que somos, a lo que unos define, y en donde más podemos crecer y progresar. ¿Cómo avanzamos si quedamos diluidos y relegados a un ministerio donde la Cultura es la última de la fila, a la sombra de la Educación, tan enormemente fundamental, por otra parte? Estos dos temas por sí solos necesitan una dedicación, un ministro o ministra, una atención específica, independiente».

  10. Darío Villanueva

    Darío Villanueva, director de la Real Academia Española
    Darío Villanueva, director de la Real Academia Española - EFE

    «Cultura ha sido en estos últimos años, y durante varios meses seguidos, la palabra más consultada en la versión en línea del Diccionario de la Lengua española, que el pasado septiembre recibió más de setenta y un millones de consultas. Ello habla por sí solo de la importancia que este concepto tiene para todos los hispanohablantes pero, quizá también, de su indefinición. Soy del criterio de que la Cultura ha perdido entidad y un espacio definido en el mapa de la cosa pública. Los programas de los partidos políticos y sus debates suelen ignorar casi por completo la problemática cultural. Y el Estado parece poco interesado en mantener una política cultural integradora, escudándose en la transferencia de este ámbito competencial a las Comunidades Autónomas. En consecuencia, me parece fundamental la recuperación de un Ministerio del ramo para un empoderamiento de nuestra Cultura, que lejos de ser secundaria y baladí, constituye uno de los mayores patrimonios y aporta parte considerable de nuestras señas de identidad como españoles ante el mundo».