El director del museo, Josep Giralt, en la sala dedicada a Sijena
El director del museo, Josep Giralt, en la sala dedicada a Sijena - Inés Baucells

El museo de Lérida presenta dos recursos más para preservar las obras de Sijena

El Consorcio del Museo Diocesano de Lérida ha presentado hoy un recurso ante la Audiencia Provincial de Huesca y otro ante la de Barcelona con el objetivo de preservar las 44 obras de arte del Monasterio de Sijena

Actualizado:

El Consorcio del Museo Diocesano de Lérida ha presentado hoy un recurso ante la Audiencia Provincial de Huesca y otro ante la de Barcelona con el objetivo de preservar las 44 obras de arte del Monasterio de Sijena que el Gobierno de Aragón reclama a la Generalitat de Cataluña.

Según ha manifestado el alcalde de Lérida, Àngel Ros (PSC), el recurso de casación presentado ante la Audiencia de Huesca argumenta que la sentencia de esta instancia judicial «no es firme».

«Desde el momento en el que se prevé que puede haber un recurso de casación es que no hay sentencia firma», ha subrayado el alcalde leridano.

Por otra parte, se ha presentado un recurso de reposición a la orden de entrega de estas obras en la Audiencia de Barcelona.

Según el alcalde socialista, la Generalitat compró en su momento los bienes«cumpliendo con la legalidad» y, por tanto, «todavía no hemos agotado todas las vías».

«Si hasta el día 11 de diciembre es necesario presentar algún recurso más, lo haremos porque tenemos el pleno convencimiento de que la ley nos ampara», ha recalcado Ros.

El Consorcio también presentó ayer un recurso ante la sala civil de la Audiencia de Barcelona para defender el «derecho de retención» de las obras.

El magistrado sustituto del Juzgado de Instrucción número de Huesca ordenó ayer entrar en el Museo de Lleida el 11 de diciembre para hacer efectiva la entrega de las 44 piezas del Monasterio de Sijena pendientes de su devolución a Aragón, «si no hubieran sido entregados con anterioridad».

En su providencia, el juez autoriza la entrada en el museo de los técnicos del Gobierno aragonés, del personal contratado para el traslado y de la Policía Judicial de la Guardia Civil para garantizar tanto el proceso de manipulación y embalaje de las piezas como la seguridad de la operación.