Cultura

El legado de Chumy Chúmez entra en la Biblioteca Nacional

El hijo del humorista gráfico y escritor entregó ayer a la institución 4.000 documentos, entre ellos dibujos, apuntes y guiones de cine

El archivo de Chumy Chúmez, embalado en cajas
El archivo de Chumy Chúmez, embalado en cajas - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Gran parte del archivo personal del dibujante, humorista gráfico, escritor y director de cine español José María González Castrillo, Chumy Chúmez, fue entregado ayer por su hijo a la Biblioteca Nacional de España con el objetivo de que esté disponible para «todos los que quieran mirarlo en persona». Así lo ha reconocido Marcel Wong-González, el único hijo del humorista gráfico, quien ha venido expresamente desde Estados Unidos (donde reside) para hacer entrega de este legado con el que convivió siendo niño.

A la derecha, Marcel Wong-González, único hijo de Chumy Chúmez
A la derecha, Marcel Wong-González, único hijo de Chumy Chúmez- EFE

«Siempre he pensado que la obra de mi padre no era de una persona o de su hijo, pensé que como era parte de la historia de España a través de muchas décadas lo mejor sería que se quedara de manera indefinida en la Biblioteca Nacional para todos los que quieran mirar su trabajo en persona», cuenta tras entregar alrededor de 4.000 documentos de su padre. Y lo ha hecho, según ha manifestado, por la importancia de «salvaguardar de la mejor manera posible» el patrimonio histórico español del que forma parte su padre.

En concreto, el legado está compuesto por originales de la obra humorística gráfica de su padre, así como los dibujos y apuntes en los que se ejercitaba como dibujante y pintor profesional. Dibujos humorísticos que constituyen buenos ejemplos de sus contribuciones, entre otras, en el diario «Madrid», «La codorniz», «Triunfo» y «Hermano Lobo», semanario que fundó el propio Chumy Chúmez. También se han entregado guiones de cine, en los se encuentran sus anotaciones autógrafas.

Parte del archivo de Chumy Chúmez
Parte del archivo de Chumy Chúmez- EFE

Estas obras se encontraban en la casa madrileña donde residió Chumy Chúmez hasta su fallecimiento en abril de 2003. Una vivienda donde trabajó durante 50 años. «Me acuerdo ser pequeño y venir y verlo trabajar, verlo crear cosas del aire. Yo le hablaba, le molestaba un poquito y él me decía que me fuera porque tenía que inventar chistes, era muy gracioso. A mis amigos de la escuela les impresionaba y me decían que tenía que ser muy divertido vivir con Chumy Chúmez, pero para mí era papá», cuenta su hijo.

La Biblioteca Nacional archivará, catalogará y digitalizará este legado. «Me ha dado mucha alegría entregar todo este trabajo porque quiero que todo el mundo lo pueda ver, al igual que lo hice yo. En mi memoria siempre tendré esos recuerdos, aunque me he quedado con algunas cosas selectas sólo por motivos sentimentales, como un retrato que me hizo cuando tenía siete años», explica el hijo del humorista gráfico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios