Cultura

Fernando Benzo, nuevo secretario de Estado de Cultura

Méndez de Vigo busca un gestor de capacidad reconocida para poner en marcha sus políticas en un departamento que tenía un problema de gestión

Fernando Benzo, en una comparecencia paralmantaria del año pasado
Fernando Benzo, en una comparecencia paralmantaria del año pasado - ABC

Fernando Benzo (Madrid, 1965), hasta ahora subsecretario del Ministerio de Educación, sustituirá hoy a José María Lassalle como secretario de Estado de Cultura, según ha podido confirmar ABC en fuentes políticas. Su nombramiento saldrá este viernes del Consejo de Ministros. Íñigo Méndez de Vigo necesita en esta legislatura un gestor con la capacidad demostrada por Benzo para poner en marcha la acción política que el sector espera, después de una legislatura que ha dejado certidumbre de un problema de gestión.

Ese problema se tradujo en los últimos cuatro años -más el ejercicio de prórroga con el gobierno en funciones- en un sentimiento de abandono y desprecio por una gran parte del sector cultural, que no sintió sus intereses bien comprendidos y defendidos por el Gobierno del PP. La incapacidad de sacar adelante la Ley de Mecenazgo y de resolver el debate del IVA cultural han marcado el paso de Lassalle por la Casa de las Siete Chimeneas, sede del departamento de Cultura. La reciente sentencia del Tribunal Supremo anulando por estar sin fundamento jurídico el decreto que reguló el canon digital por medio de los Presupuestos Generales del Estado ha sido la puntilla para el político santanderino. Y lo peor de todo, la sentencia le ha sorprendido sin un plan alternativo que poner sobre la mesa. Ahora se especula con la posibilidad de que Lassalle opte a la dirección del Instituto Cervantes.

Licenciado en Derecho

Para una parte del sector puede resultar una sorpresa que la persona elegida no sea alguien del mundillo cultural, pero lo cierto es que Benzo tiene un acrisolado prestigio como gestor. Este madrileño se licenció en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas y miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado desde 1994. Está casado y es padre de tres hijos.

Durante su carrera en la Administración ha tenido responsabilidades en el Ministerio de Justicia, como consejero de cooperación judicial internacional; ocupó diversos cargos en el Ministerio del Interior entre 1996 y 2001: Asesor del Gabinete del Ministro, Director del Gabinete del Secretario de Estado de Seguridad y Secretario General Técnico. En 2001, fue nombrado Director General de la Sociedad Estatal de Equipamientos e Instituciones Penitenciarias. En el año 2002, pasó a ocupar el puesto de Director Gerente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, donde permaneció hasta 2007. Tras pasar por la empresa privada, de 2009 a 2011 fue asesor del Grupo Popular en el Parlamento Europeo. Fue finalmente nombrado Subsecretario de Educación, Cultura y Deporte en enero de 2012.

Plan estratégico de la Tauromaquia

Además de la Subsecretaría, el anterior ministro Wert puso en sus manos el Plan Estratégico de la Tauromaquia gracias al que se ha ido poniendo coto al acoso de los antitaurinos tras la prohibición en Cataluña, con estudios del impacto económico y de empleo y la defensa del carácter cultural de la fiesta nacional reconocido hoy por la ley, que es lo que está ganando sentencias y levantando prohibiciones en San Sebastián y otros lugares.

En la nueva configuración, con Méndez de Vigo atendiendo la Portavocía del Gobierno, el ministro necesita un gestor de suma eficacia para poner en marcha sin demora todas las medidas que deben terminar con el bloqueo de los asuntos pendientes de las industrias culturales. El pasado miércoles en el Congreso, representantes del sector solicitaron atención a los problemas y el desbloqueo de la Ley de Mecenazgo, que debe aportar un nuevo modelo de financiación de la cultura. en una economía que no puede basar todo en el gasto público, y también las medidas antipiratería más eficaces que puedan fortalecer la labor de los creadores y su modo de vida.

Interlocución y el canon

Entre los asuntos a los que deberá prestar más urgentemente la atención el nuevo secretario de Estado destacan resolver el debate del IVA cultural, que Méndez de Vigo ha asegurado que estará sobre la mesa en la primera ocasión, y recuperar la interlocución perdida con el sector, que tiene un sentimiento de abandono.

Tendrá también que poner en marcha, dialogando con las entidades de gestión, el nuevo modelo de canon digital después del fiasco que supuso la sentencia del Tribunal Supremo. Las célebres chimeneas de la casa deberán echar «humo», según las fuentes consultadas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios