Peter Martins, en una foto de archivo
Peter Martins, en una foto de archivo - AFP

Se retira el director del Ballet de la Ciudad de Nueva York ante las denuncias por acoso sexual

Peter Martins estaba con sus funciones suspendidas desde el pasado 9 de diciembre, después de que estallara el escándalo

Actualizado:

El director artístico del Ballet de la Ciudad de Nueva York, Peter Martins, anunció hoy su retiro a raíz de denuncias contra él por acoso sexual y abusos verbales y físicos.

Martins estaba ligado a la institución desde 1967, primero como bailarín y, tras dejar los escenarios, en 1983, asumiendo distintas funciones de dirección hasta convertirse en único responsable artístico en 1989.

En una carta que reproduce «The New York Times», el Maestro de Ballet en Jefe de la compañía señaló hoy que había informado al consejo de la institución su inmediato retiro y rechazó contundentemente las acusaciones en su contra.

«He negado, y sigo negándolo, que me haya involucrado en ese tipo de conductas», asegura Martins, de 71 años, y afirma que la investigación abierta a raíz de esas denuncias lo reivindicarán.

Martins estaba con sus funciones suspendidas desde el pasado 9 de diciembre, cuando surgió una primera denuncia anónima contra él por acoso sexual. Entonces fue nombrado un equipo interino encabezado por Johathan Stafford.

El consejo de directores del Ballet de la Ciudad de Nueva York dijo que adoptó esa decisión a partir de una petición de Martins para que su permanencia al frente de la compañía «no fuera una distracción» sobre la investigación que se había iniciado.

A raíz de la primera acusación, cinco bailarines denunciaron distintos abusos verbales y físicos supuestamente cometidos por Martins, en algunos casos desde 1993.

Ahora, «The New York Times» publica las acusaciones tras haber entrevistado a 24 bailarines y bailarinas vinculados, tanto en el presente como en el pasado, con la compañía, que describen una «cultura de la intimidación» bajo el mando de Martins.

Los testimonios han descrito abusos de poder por parte del director para mantener relaciones sexuales con ciertos bailarines, así como abusos físicos y verbales, y sobre todo, humillaciones referentes al peso de los artistas.

«Pegó un puñetazo a la pared a dos centímetros de mi cabeza», ha relatado el bailarín John Clifford. «Fue un acto violento e intimidatorio» aseguraba el artista, quien además ha denunciado haber sido testigo de «actos violentos» contra la también bailarina Heather Watts.

«Le vi cogerla y golpearla contra una pared de cemento. Fue fuera de la sala de vestuarios», ha señalado Clifford. Sin embargo, según «The New York Times», Watts se ha negado a comentar sobre las alusiones.

Martins, que fue arrestado en 1992 por una presunta agresión a su mujer, Dacir Kistler, quien posteriormente retiró los cargos, ha justificado su dimisión bajo la intención de «evitar» mayores daños a su «familia».

El presidente del consejo, Charles W. Scharf, informó en un comunicado de que había aceptado la decisión de hoy de Martins, dijo que se tomaban en serio las denuncias contra él y anunció que se espera que termine pronto la investigación interna.