Cultura

Cuarenta años de mugre y furia en el In-Edit

El festival de documentales musicales celebra el 40 aniversario del punk y programa cintas dedicadas a «Omega», Blur, los Stooges y Yo-Yo Ma, entre otros

El festivale estrenará el documental que Jim Jarmusch ha realizado sobre los Stooges
El festivale estrenará el documental que Jim Jarmusch ha realizado sobre los Stooges - ABC

Catorce años lleva el Festival Internacional de Cine Documental Musical de Barcelona In-Edit enredando música y documental y, al mismo tiempo, otros tantos otoños lleva intentando convencernos de que, en realidad y pese a lo que pueda leerse en el enunciado del festival, lo relevante no es tanto la música como «programar historias sobre la vida a través de la música». El reto, sostiene el director artístico del festival, Lluís Hidalgo, está en «perseverar en esa idea de que lo importante no es la banda o el artista, sino los documentales y las historias».

Dicho y hecho, el festival despliega de nuevo un mapa de navegación que abarca conceptos como variedad, humanidad, apertura al mundo, imaginación y personajes digamos que peculiares para recorrer la senda que va del 40 aniversario del punk a ese prodigio de flamenco mutante que fue «Omega». Dos extremos de una programación que abarca desde la insólita cultura rave iraní, el rastreo de las nuevas tradiciones musicales africanas o la asombrosa historia de Jon Mikl Thor, un cantante canadiense que un buen día decidió que sería buena idea mezclar y agitar heavy metal, culturismo e imaginería nórdica.

Morente y Leonard Cohen en «Omega»
Morente y Leonard Cohen en «Omega»- ABC

Sin perder de vista el gancho musical con cintas dedicadas a Blur («New World Towers», dedicada a su reunión para grabar «Magic Whip»), Leon Russell («A Poem Is A Naked Person», del simpar Les Blank) o Gary Numan («Android In La La Land»), el festival barcelonés, que este año se celebra entre el 27 de octubre y el 6 de noviembre, sigue escurriéndose por las grietas y los espacios libres para airear historias como las de «Strike A Pose», documental que relata la historia de seis bailarines que acompañaron a Madonna en la gira «Blonde Ambition» y cómo aquella colosal experiencia puso patas arriba sus vidas. Otro de los títulos a subrayar en rojo es «Raving Iran», dedicado a la improbable proeza de hacer y bailar house en el Irán islámico.

El estreno de «Omega», documental que aborda la creación de del disco del mismo título con el que Enrique Morente y Lagartija NIck le dieron un buen meneo al flamenco a cuenta de Leonard Cohen y Lorca, será uno de los acontecimientos del festival, como también lo será el pase de «Gimme Danger», cinta que el director Jim Jarmusch ha dedicado a los incendiarios y volcánicos Stooges de Iggy Pop, pero el festival va un poco más allá en su ambición y, por primera vez, dedica su retrospectiva no a un director sino a un género. Y qué mejor que aprovechar el 40 aniversario del punk para escarbar en la mugre y la furia, dejarse asesorar por el legendario Don Letts y seguir los pasos de los Sex Pistols, Ramones, Patti Smith o The Clash a través de títulos clásicos como «The Filth And The Fury», «The Blank Generation” y «Jubilee» y otros algo más extremos como «Hated: GG Allin & The Murder Junkies».

Thor, metal y culturismo
Thor, metal y culturismo- ABC

A falta de completar la programación y con paradas programadas en las tragedias personales de Mark Linkous (Sparkelhorse); la desbordante ambición de Yo-Yo Ma, cerebro de la Silk Road Ensemble; o las andanzas de Unlocking The Truth, un trío afroamericano de speed-metal en plena brega con la industria discográfica, el festival incorpora este año como novedades la edición de un libro conmemorativo que repasa la historia del festival y la puesta en marcha de La Cantina, un bar efímero que quiere potenciar el factor social de la cita y «acompañar más al espectador».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios