La construcción de un túnel pone en peligro «el eslabón perdido» de Stonehenge

Las obras para soterrar el tráfico frente al monumento megalítico pone en peligro Blick Mead, un yacimiento mesolítico donde convivieron los cazadores-recolectores de la Edad de Hielo y los primeros agricultores

Actualizado:

A apenas dos kilómetros de distancia de Stonehenge se encuentra Blick Mead, un yacimiento de la Edad de Hielo que se ha convertido en todo «un archivo nacional de la historia de Inglaterra», de acuerdo con David Jacques, arqueólogo de la Universidad de Buckingham.

Descubierto recientemente, en 2005, los especialistas lo consideran el único lugar en Gran Bretaña que recoge la presencia de humanos de forma ininterrumpida desde el 8.000 a.C.

Sin embargo, su existencia se ve amenazada estos días por un plan del Gobierno británico para aliviar la congestión de la cercana autopista A303 y mejorar el acceso al monumento megalítico. La obra incluiría un túnel y un paso elevado que pondrían en grave riesgo el yacimiento.

De acuerdo David Jacques, el posible impacto que tendrían estas obras sobre Blick Mead no ha sido bien evaluado. El especialista incluso acusa al gobierno de negligencia, según el periódico The Guardian, ya que el mapa con el proyecto de obra sitúa a Blick Mead en el lugar erróneo.

El yacimiento conserva unas condiciones climáticas excepcionales que hacen que la temperatura se mantenga de forma constante a unos 11º C, lo que hace que nunca se congele. Sin embargo, este especialista asevera que «es probable que la construcción del paso elevado y el túnel hagan caer el nivel freático, secando la turba (carbón fósil formado de residuos vegetales) y el lodo que preservan los restos de Blick Mead».

Últimos descubrimientos

Las últimas excavaciones realizadas por el equipo de investigación del citado centro universitario han revelado la existencia de huellas de animales salvajes ya extinguidos, como los uros.

La datación por carbono ha puesto de manifiesto que tienen más de 6.000 años y, de acuerdo con Jaques, han llegado a nuestros días porque formaban parte de un ritual, ya que se han encontrado bajo una capa de piedra. «Veneraban al ganado. Contruyeron una capa de sílex para tapas las huellas, lo que indica que querían preservarlas». Por ello, «son los signos más antiguos de la vida humana descubiertos en Stonehenge»

Este especialista cree muy probable que se descubran también huellas humanas en el yacimiento, puesto que ya se han encontrado una casa, restos de celebraciones y otro asentamiento humano en este área.

Todos estos restos hallados en Blick Mead, y de ahí que sea denominado como «el eslabón perdido», dan a entender que los cazadores-recolectores de finales de la Edad de Hielo y los primeros agricultores convivieron aquí.

«El contacto entre los dos grupos puede ser la clave para descubrir por qué Stonehenge se construyó donde está, puesto que los nómadas habían hecho monumentos en ese espacio que ya se intuía como sagrado miles de años antes. Ellos pudieron haber transmitido sus creencias a los nuevos colonos», añade en un comunicado.