Una de las figuras de la hoja hallada en el tesoro de Gurlitt
Una de las figuras de la hoja hallada en el tesoro de Gurlitt

Aparece un Henry Moore en la colección del marchante de la era nazi Gurlitt

A falta de certidumbre sería la única del escultor inglés en el conjunto de 1.500 requisadas en 2012 durante una investigación fiscal en Alemania

MADRIDActualizado:

Entre los cientos de obras que guardaba un marchante alemán relacionado con los nazis, un tesoro descubierto en 2012 por sorpresa, están apareciendo algunas obras que captan la atención de los expertos. Así ha ocurrido, según informa Artnet News con una hoja de papel con desnudos femeninos, dibujos que aparecieron entre los tesoros del marchante Gurlitt. Varios expertos apunta a que podría tratarse de un trabajo juvenil, hasta ahora desconocido, de Henry Moore.

La obra no está datada en el papel. La descripción disponible habla de bocetos para una escultura de piedra y se ha aribuido al artista británico. Especialistas de la Fundación Henry Moore, con sede en el Reino Unido, están colaborando en la expertización.

La hoja dibujos completa
La hoja dibujos completa

Si finalmente la obra fuera incluida en el catálogo de Moore, el dibujo sería el único trabajo hasta ahora atribuido a un artista británico moderno de toda la colección de 1.500 obras que el marchante de la era nazi Hildebrand Gurlitt (1895-1956) habría distraído y legado a su hijo. Nunca declaro esa vasta propiedad artística, sino que aseguró que su colección había sido destruida durante los bombardeos aliados.

El tesoro fue descubierto en 2012 en los apartamentos de Munich y Salzburgo del solitario vástago de Gurlitt, Cornelius, durante una investigación fiscal. Después de la gran polémica generada por el caso, en 2014, Cornelius Gurlitt legó la colección al museo de Berna.

Queda por explicar, sin embargo, la peripecia de estos dibujos hasta llegar a sus manos. Sebastiano Barassi, el jefe de colecciones y exposiciones de la Fundación inglesa Henry Moore, opina que pudo haber pasado por el Museo de Arte y Artesanía de Hamburgo, donde fue adquirida una pieza del escultor en 1930.

En el catálogo razonado de Moore hay una fotografía de la escultura, una pequeña cabeza de piedra, pero se desconoce su paradero y se cree que fue confiscada como «degenerada» y destruida por los nazis alrededor de 1937.

Es posible también que el dibujo de la colección Gurlitt se comprase con la estatua pero nunca fuera catalogado. O podría haber obtenido el dibujo después de que los nazis hicieran su «escrutinio» de «obras degeneradas» en Hamburgo.