YOUTUBE La receta para crear tu propia «masa maligna»

Un vídeo de Youtube explica cómo crear un curioso fluido que rebota y que sigue a los campos magnéticos con apenas un puñado de ingredientes

La masa magnética puede engullir un imán, como si fuera una extraña criatura
La masa magnética puede engullir un imán, como si fuera una extraña criatura - YOUTUBE/GOODFUL
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

En películas como Expediente X o Prometeus puede verse una masa negra y brillante que se mueve y que ataca a algún personaje con malas intenciones. El simbionte extraterrestre Venom, de Spiderman, puede deformarse en un informe fango negro y perverso.

Sin llegar a esos extremos, con un puñado de ingredientes se puede crear una masa de aspecto maligno en tu propia casa, tal como muestra un vídeo publicado en Youtube. Lo más correcto sería decir que en casa se puede crear un fluido no newtoniano: Se trata de un polímero viscoelástico que puede ser estirado y moldeado. Lo más curioso es que cuanta más fuerza se aplique sobre él, más aumentará su viscosidad. Y además puede rebotar. El resultado es que si se deja caer al suelo, se estirará y formará una enorme hilera. Y no solo eso, aquí puedes ver lo que pasa al golpear un fluido no newtoniano.

Pero eso no es todo. Porque en casa se puede crear un fluido no newtoniano magnetizable. Añadiendo el hierro adecuado, podemos lograr que la masa negra siga con extrema docilidad a cualquier imán, y que se estire como si quisiera abrazarlo.

El canal de Youtube Goodful explica cómo hacerlo con un vídeo:

Solo hacen falta los siguientes materiales.

-120 mililitros de cola blanca para uso escolar.

-Medio vaso de agua.

-Dos cucharadas grandes de óxido de hierro. Se puede conseguir comprándolo en forma de polvo o virutas de hierro, o se puede conseguir triturando lana de acero gruesa (o incluso aprovechando las pizarras magnéticas de los niños).

-Medio vaso de almidón líquido (se puede comprar en las secciones de droguería).

-Un imán.

El «fluido maligno», tragándose un imán
El «fluido maligno», tragándose un imán- YOUTUBE

Luego hay que seguir esta receta:

-Poner toda la cola en un cuengo grande.

-Añadir el agua al bote de pegamento, ponerle la tapa, agitar y verter el contenido al cuenco.

-Añadir las dos cucharadas de hierro y mezclar con una cuchara.

-Añadir medio vaso de almidón y mezclarlo. Seguir removiendo hasta que la mezcla se ponga más dura.

-Usar los imanes para jugar con la «masa maligna».

-Para guardarlo, conservar en un envase cerrado y añadir agua para mantenerlo húmedo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios