Ciencia

Titán le da el «beso de la muerte» a Cassini

El tirón gravitacional de la luna de Saturno colocó a la nave de la NASA en trayectoria de colisión con el gigantesco planeta gaseoso

La misión de Cassini acabará este jueves, cuando la sonda se desintegrará en la atmósfera de SaturnoNASA
La misión de Cassini acabará este jueves, cuando la sonda se desintegrará en la atmósfera de SaturnoNASA
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

La nave espacial Cassini ya está sentenciada a morir en Saturno, el gigantesco planeta gaseoso cuyo entorno ha estado vigilando durante 13 años. La NASA ha preparado las últimas órbitas de la nave para asegurarse de que será destruida en el colosal planeta: su intención es aprovechar hasta el último aliento de la nave, ya sin apenas reservas de combustible y, al mismo tiempo, darle un final que asegure que no se pierde el control sobre ella.

Ayer, a alrededor de las 21 de la noche (hora peninsular), la sonda se acercó a Titán, una luna de Saturno mayor que el planeta Marte, para recibir su tirón gravitacional. Gracias a esta maniobra, que los científicos han llamado «el beso de despedida», la Cassini entró en una órbita de colisión que pondrá punto y final a su misión este jueves.

La nave pasó a una distancia aproximada de 119.049 kilómetros de Titán. La trayectoria ralentizó tanto la nave que, cuando vuelva a pasar por Saturno, la gravedad del planeta le hará perder altura.

Esto provocará que Cassini entre en contacto con la atmósfera de Saturno y que la fricción la desintegre como si se tratara de un meteoro. Pero, hasta el último momento, las reservas restantes de combustible de la nave tratarán de apuntar la antena de comunicaciones de la sonda hasta la Tierra, y así enviar todos los datos posibles sobre la atmósfera de Saturno.

Fin a un viaje de 20 años

El último acto de la misión de Cassini comenzó en abril de 2017, cuando los científicos la colocaron deliberadamente en su trayectoria de choque con Saturno. A lo largo de cinco meses, y por primera vez en la historia, la pequeña nave logró situarse en el hueco existente entre Saturno y sus anillos. En todo este tiempo, ha completado 22 órbitas que le han permitido hacer observaciones desde más cerca que nunca.

Cassini fue lanzada hace casi 20 años, el 15 de octubre de 1997. Su viaje la llevó a la órbita de Saturno el 30 de junio de 2004. El 14 de enero de 2005, la sonda Huygens, de la ESA, que era transportada por Cassini, logró posarse en Titán y efectuar el primer aterrizaje exitoso sobre un cuerpo del Sistema Solar exterior. Pronto, la pequeña sonda desveló el sorprendente paisaje de la luna, cubierto por hielo y por océanos de hidrocarburos.

La misión de la sonda se ha extendido en dos ocasiones. En todo este tiempo ha hecho importantes avances y ha recopilado tantos datos que, gracias a Cassini, se seguirá publicando artículos científicos durante décadas.

Entre sus descubrimientos está haber hallado evidencias de actividad hidrotermal en Encélado y la aparente presencia de los recursos necesarios para la vida, mares de metano líquido en Titán y una ingente cantidad de información sobre el campo magnético de Saturno, sus anillos y sus lunas.

Toda la actualidad en portada

comentarios