Ciencia

Superluna del 14 de noviembre: ¿de verdad es para tanto?

Esta noche la Luna llena se verá más grande y brillante, pero no tenga una expectativas muy exageradas

Salida de la Luna esta noche junto a las torres de la catedral de Santiago de Compostela - EFE
J. DE J. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Posiblemente ya sepa que la Luna llena de este lunes, 14 de noviembre, será una superluna, la más grande y brillante de los últimos 70 años. Observatorios y centros astronómicos de todo el mundo se han encargado de contarlo y los medios de comunicación hemos recogido la noticia con la ilusión que va unida a los fenómenos que nos hacen mirar hacia el cielo nocturno, pero, ¿de verdad la Luna será tan «súper» como dicen? No hay nada peor que un cenizo, pero lo cierto es que para el observador casual, es decir, para cualquiera de nosotros, nuestro satélite no se verá tan tan diferente de cualquier otra Luna llena. No espere contemplar un mundo gigantesco cerca del nuestro que parezca sacado de una impresionante secuencia de la película «Melancolía» de Lars von Trier, si no más bien una bonita escena de postal. Es una cuestión de expectativas.

«Animo a la gente a salir y echar un vistazo. Siempre es bueno cuando el público se interesa por los objetos astronómicos», explicaba en un comunicado Jim Lattis, historiador de la ciencia y director del centro Space Place de la Universidad de Wisconsin-Madison, dedicado a la divulgación de la astronomía. «Pero yo no despertaría a los niños a las 3 de la mañana», matiza.

Lo que preocupa a Lattis es que el boom de la superluna pueda llevar a la gente a creer que van a ver algo realmente fuera de lo común, y no es así. La superluna se produce cuando la Luna, en su órbita elíptica alrededor de nuestro planeta, alcanza el perigeo, el punto más cercano a la Tierra en su trayectoria orbital, y coincide durante unas pocas horas con la fase de Luna llena. Alrededor de cada día 14 la Luna llena es una superluna.

Pero la de este lunes tiene de especial que se encuentra a 356.512 km. de la superficie de la Tierra. No ha estado tan cerca de nuestro planeta desde enero de 1948 y no va a estarlo de nuevo hasta noviembre de 2034. Sin embargo, las diferencias de distancia entre esos perigeos (el punto más cercano) son pequeñas, alrededor de 80 a 160 km, lo cual supone una minucia en el espacio y, seamos realistas, muy difícil de apreciar desde la ventana de casa.

A pesar de todo, es cierto, para el observador casual, la Luna parecerá un poco más grande. «Si usted pudiera apilar lunas llenas una al lado de la otra, existiría una clara diferencia», reconoce Lattis. Quizás ya ha tenido la oportunidad de observarla la pasada noche. La Luna llena llegará al máximo de su fase completa durante esta tarde, a las 14.52 hora peninsular española, con lo que nos pilla de día en esta parte del mundo, pero el fenómeno ha podido contemplarse la pasada noche y se repetirá la de este lunes.

Marea viva

A los astrónomos tampoco les entusiasma el nombre de superluna. El término fue acuñado por el astrólogo Richard Nolle en 1979. El nombre técnico para el fenómeno es «perigeo-sicigia» o Luna llena en su perigeo. Sicigia es una referencia a la configuración en línea recta de tres objetos astronómicos, en este caso, el Sol, la Luna y la Tierra.

«Tenemos lunas en perigeo durante cada órbita lunar», recuerda Lattis sobre el satélite, que tarda poco menos de 28 días en dar una vuelta a nuestro planeta. La única vez que realmente importa, añade, es cuando el perigeo coincide con una marea viva y una marea de tormenta, una combinación que puede causar graves inundaciones de las zonas costeras.

Con todo, los datos son los que son. La Luna está mas cerca en décadas, eso es cierto, y puede ser una delicia echar un vistazo o sacar algunas fotos, con suerte alguna tan hermosa como las de esta galería (las mejores fotos de la superluna por todo el mundo), así que, aunque sea tan solo por eso, bienvenida, superluna.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios