Escuha a las ruidosas corvinas durante el desove - Biology Letters

Un sexo más ruidoso que un avión a reacción

Las apasionadas corvinas alcanzan los 150 decibelios durante la época de procreación: uno de los sonidos más fuertes capturados bajo el agua que incluso puede dejar sordas a las ballenas

MadridActualizado:

El asunto da para todo tipo de chascarrillos, pero antes de que alguien recuerde las hazañas de sus vecinos, nada puede compararse con el ruido que emiten estos animales a la hora de la procreación. Un grupo de investigadores se ha dedicado a espiar a las corvinas del Golfo de México (Cynoscion othonopterus) en sus momentos más íntimos, y ha descubierto que pueden llegar a emitir hasta 150 decibelios bajo el agua, un ruido superior al que hace un avión a reacción durante el despegue y que puede llegar a romper los tímpanos. Semejantes chirridos son el sonido producido por un pez marino más fuerte jamás registrado y uno de los más fuertes capturados bajo el agua. Podría dejar sordas a las ballenas.

Cada primavera, estos peces grises del tamaño de un tabla de snowboard emigran al delta del río Colorado y sincronizan su desove durante tres o cuatro días con las mareas y las fases de la Luna. En la primavera de 2014, un equipo del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de Texas en Austin y del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego decidió localizarlos y eschucharlos con unos micrófonos submarinos. En esa ocasión, se reunieron un millón y medio de ejemplares que ocuparon una enorme extensión de 27 kilómetros.

Los científicos creen que los machos de las corvinas hacen un ruido gutural para comunicarse con sus potenciales parejas, similar al de los grillos o las ranas. Pero echan a sus llamadas demasiada pasión. En el nivel más alto, los instrumentos registraron un coro de más de 150 decibelios, según publican los científicos en la revista Biology Letters. La canción es tan molesta que los investigadores creen que podría dañar el oído de otros animales marinos, como las focas y las ballenas. Menos mal que solo es una vez al año.

Tapan el ruido de los motores

Biology Letters

Estos coros de apareamiento colectivo también pueden ser la perdición para las corvinas. Reverberan a través de los cascos de pequeñas embarcaciones de pesca de fibra de vidrio llamadas pangas y son audibles para el ser humano. Los intensos niveles de sonido pueden enmascarar y aplastar el ruido simultáneo de los motores de la actividad pesquera, lo que permite a los pescadores usar el sonido para localizar y capturar peces durante el desove. Una sola panga con una red puede capturar 2 toneladas de corvina en minutos, y la flota local de 500 pangas cosecha hasta 5.900 toneladas (2 millones de corvinas) en 20 días de pesca cada año, lo que coloca a la especie en gran riesgo de colapso.

Los investigadores advierten de que este espectáculo de vida silvestre, un modo reproductivo único, corre gran riesgo de desaparecer debido a la sobrepesca. Sin embargo, lamentan que los esfuerzos regionales de conservación se centran en otros animales marinos en peligro de extinción y la ruidosa corvina se enfrenta, por sus gritos de amor, a un futuro incierto.