Ciencia

Un reptil con gancho incorporado

Una especie de hace 200 millones de años tenía una extremidad única increíblemente adaptada para la excavación

Recreación artística del drepanosaurus
Recreación artística del drepanosaurus - Victor Leshyk
EP Madrid - Actualizado: Guardado en:

Un reptil a medio camino entre un camaleón y un oso hormiguero, que vivió hace unos 200 millones de años, tenía una extremidad anterior única increíblemente adaptada para la excavación, según un informe publicado recientemente en la revista «Current Biology». Los huesos de sus extremidades anteriores muestran una forma muy inusual de enorme garra ganchuda.

Los hallazgos en este reptil, conocido como drepanosaurus, arrojan luz sobre la evolución de todos los animales de cuatro patas (o tetrápodos), según los investigadores. «Efectivamente, el drepanosaurus ha acabado con dos reglas que parecían limitar las extremidades de los tetrápodos -dice Adam Pritchard, de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, Estados Unidos-. El radio y el cúbito son perpendiculares entre sí debido a la forma única de este último y los huesos carpianos (la muñeca) son grandes y muy alargados».

Las extremidades anteriores de los tetrápodos son conocidas por su versatilidad de funcionamiento. Han sido modificadas en diferentes especies para su uso a la hora de caminar, excavar, agarrar, volar y nadar. Aun así, Pritchard y sus colegas explican que las relaciones estructurales entre los huesos de la extremidad anterior se han mantenido prácticamente sin cambios a lo largo de la historia de 375 millones de años del grupo, con el radio y el cúbito paralelos junto a una serie de huesos del carpo más cortos.

Investigadores que estudiaron el primer y único especimen de otro drepanosaurus que se ha encontrado previamente reconocieron la singularidad de los huesos de las extremidades anteriores. Sin embargo, la evidencia fósil estaba aplastada y distorsionada, por lo que es difícil hacer una conclusión firme.

En el nuevo trabajo, Pritchard y sus colegas examinaron docenas de huesos de las extremidades anteriores de drepanosaurus recogidos de la cantera de Hayden en Nuevo México, Estados Unidos. Así, fueron capaces de reconstruir la forma tridimensional que tenían esos huesos y los lugares en los que se ubican los músculos. También infirieron el rango de movimiento de las extremidades anteriores de los reptiles.

Garra de bisagra

Los investigadores informan que los drepanosaurus tenían superficies muy grandes para los músculos que podrían flexionar y extender la mano y las garras. Los huesos de las extremidades también sugieren una fuerte capacidad para tirar de la extremidad hacia adelante y hacia atrás. Las garras eran largas, anchas y de manera destacada de bisagra. Los nuevos hallazgos apoyan la idea anterior propuesta de que los miembros delanteros de los 'drepanosaurus' fueron similares a los de los osos hormigueros de hoy en día.

«Los osos hormigueros utilizan un tipo especial de excavación llamada excavación de enganchar y tirar», dice Pritchard. «En esta acción, el animal inserta poderosamente su garra abierta en un sustrato y luego tira hacia atrás con fuerza toda la extremidad anterior. Los movimientos y la musculatura indicados por los huesos de Nuevo México del 'drepanosaurus' eran muy adecuados para agarra y tirar durante la excavación más de 150 millones de años antes de los primeros osos hormigueros conocidos», añade.

Pritchard dice que a pesar de lo extraño de la extremidad anterior del drepanosaurus, sí tiene algún sentido en cuanto a cómo es probable que haya evolucionado. El pariente más cercano de drepanosaurus, llamado megalancosaurus, tiene un cúbito sutilmente asimétrico y huesos de la muñeca ligeramente alargados, explica.

En otras palabras, algunas de las modificaciones en el antebrazo del drepanosaurus parece que son anteriores a los grandes cambios en las garras. Los investigadores dicen que seguirán excavando las canteras en Nuevo México.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios