Ciencia

La popularidad de las palabras oscila en enigmáticos ciclos de 14 años

Un estudio rastrea 5.630 sustantivos de uso común en casi 5 millones de libros en Google Ngram

La popularidad de las palabras oscila en enigmáticos ciclos de 14 años
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

Términos como «postverdad», «emoji» o «selfie», elegidas como palabras del año por el Diccionario Oxford en los últimos tiempos, dejarán de estar de moda. ¿Cuándo? Según el estudio llevado a cabo por dos investigadores, será dentro de unos catorce años.

Marcelo Montemurro, de la Universidad de Manchester (Reino Unido) y Damián Zanette, del Consejo Nacional de Investigación Científica y Técnica de Argentina, analizaron los datos obtenidos a partir de millones de libros a disposición del público en la base de datos de Google y encontró que la popularidad en el uso de las palabras tiene un patrón cíclico, según explican en un artículo publicado en la revista Palgrave Comunicaciones.

Las personas que han vivido ya unos años han visto cómo algunas palabras caen en desuso. Las hay que perviven durante ciertos periodos y desaparecen para siempre, pero otras vuelven a usarse al cabo de un tiempo. Los investigadores han descubierto que su popularidad es cíclica y que por una razón que no pueden explicar, ocurre en periodos de 14 años.

Para obtener más información sobre la popularidad en el uso de las palabras, los investigadores analizaron el empleo de 5.630 sustantivos de uso común en casi 5 millones de libros digitalizados y almacenados en la base de datos Google Ngram y clasificaron los resultados año por año, desde 1700 a 2008.

Así fue cómo encontraron que palabras inglesas se hacían populares y luego se hundían en ciclos de 14 años, aunque en el último siglo se ha extendido en uno o dos años más. Vieron también que algunos grupos de sustantivos, como los que hacían referencia a la realeza, tendían a subir y bajar juntos en ciclos sincronizados. Otros tendían a estar conectados con eventos en todo el mundo, como las guerras o los Juegos Olímpicos. Sus descubrimientos se correspondían también con palabras en otros idiomas, lo que a su juicio sugiere que sus hallazgos son universales, recoge Phys.org.

Los investigadores reconocen que no tienen idea de por qué el número 14 en particular es importante, pero consideran «muy difícil imaginar un fenómeno aleatorio que dé este patrón», según señala Montemurro en News Cientist.

El experto sugiere que nuevas investigaciones podrían revelar información sobre el comportamiento humano y la naturaleza de la moda y las tendencias. «Suponiendo que estos patrones reflejan algunas dinámicas culturales, espero que esto revierta en una mejor comprensión de por qué cambiamos los temas de discusión», afirma Montemurro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios