Ciencia

El «neutrino estéril» se niega a aparecer

Si fueran encontradas, estas elusivas partículas podrían esclarecer algunos de los mayores enigmas del Universo

El experimento MINOS
El experimento MINOS - Fermilab Visual Media Services.
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:

En la década de los 90, los físicos del Laboratorio Nacional de Los Álamos (EE.UU.) notaron algo desconcertante en uno de sus experimentos sobre neutrinos, unas partículas subatómicas que apenas tienen masa ni interaccionan con la materia ordinaria, la que todos podemos ver, creyendo encontrar indicios de uno diferente y desconocido. Otro experimento se diseñó en el Laboratorio Nacional Fermi (Fermilab) para confirmar o refutar los resultados de Los Alamos, pero solo logró incrementar el misterio.

Para resolver el desacuerdo, los físicos propusieron la existencia de una enigmática partícula, un «neutrino estéril» aún por descubrir. Si realmente existiera, esta partícula hipotética ayudaría a esclarecer algunos de los mayores enigmas del Universo, entre ellos el origen de la materia oscura, o la inexplicable asimetría que existe entre materia y antimateria. Su detección también confirmaría la existencia de más de los tres tipos conocidos de neutrinos.

Con base a los resultados de Los Alamos y Fermilab, los científicos han predicho una serie de posibles propiedades físicas, tales como la masa, que los neutrinos estériles podrían tener. Varios grandes proyectos de investigación han estado buscando las esquivas partículas dentro de ese rango.

Ahora, mediante la combinación de los resultados de un experimento diferente en el Fermilab, el detector llamado MINOS, y de otro en China, el detector Daya Bay, los científicos han descartado una gran parte de la gama de posibles propiedades que se predijeron para estas partículas. Los resultados, que se publican en la revista Physical Review Letters, señalan que las posibilidades de que realmente existan estas partículas son ahora mucho más pequeñas.

Sigue la búsqueda

«Así que la trama se complica», dice Karol Lang, profesor de física de la Universidad de Texas en Austin y coportavoz del experimento MINOS. «Pero sigue siendo posible que nuevos experimentos que se están desarrollando en el Fermilab revelen alguna nueva física para explicar estos resultados muy diferentes».

Una resolución del misterio de los neutrinos estériles podría llegar pronto. Los investigadores del Short-Baseline Neutrino Program del Fermilab ya han comenzado la recolección de datos dirigida específicamente a partículas en el rango de masas estrecho donde los neutrinos estériles podrían estar escondidos. Mientras tanto, en MINOS y Daya Bay tienen más datos que planean analizar en el próximo año, lo que podría reducir la posible gama de propiedades físicas aún más.

«Un neutrino estéril, si se encuentra, sería un elemento de cambio para la física de partículas», dice Dung Phan, investigador en el proyecto MINOS y estudiante de la Universidad de Texas en Austin.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios