Ciencia

Una nave rusa Progress explota camino de la estación espacial

El carguero, con 2,3 toneladas de suministros a bordo, pudo haberse estrellado sobre China o el Pacífico

Despegue de la nave rusa Progress
Despegue de la nave rusa Progress - Reuters
EP Madrid - Actualizado: Guardado en:

La agencia espacial rusa, Roscosmos, ha confirmado la pérdida de un carguero no tripulado Progress MS-04 lanzado este jueves 1 de diciembre con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS), con 2,3 toneladas de suministros a bordo.

«Según la información preliminar, la nave espacial se perdió como resultado de una situación de contingencia a una altitud de 190 kilómetros sobre una zona montañosa despoblada de difícil acceso en la República de Tuva. La mayor parte del fragmento se quemó en la atmósfera densa. La comisión está analizando la situación. La pérdida de la nave espacial de carga no afectará el funcionamiento normal de los sistemas de la estación espacial y las operaciones de rutina de la tripulación», informó Roscosmos.

El lanzamiento se produjo según lo previsto a las 14.51 GMT (una hora más en la Península). Aunque inicialmente el vuelo fue nominal, los controladores detectaron fallos en la telemetría mientras la tercera etapa del lanzador Soyuz estaba en funcionamiento.

A los seis minutos de vuelo, se perdió contacto telemétrico con la nave espacial, cuya llegada al complejo orbital estaba previsto para el sábado. No está claro si la separación final de la nave Progress y el despliegue de sus paneles solares llegó a producirse.

Posteriormente, medios rusos han dado por fracasada la misión, con los restos del carguero cayendo a la Tierra como resultado. Pudieron haberse estrellado en China o en el Océano Pacífico, indicó a TASS una fuente de la industria de cohetes espaciales.

«Teniendo en cuenta que los motores de tercera etapa se mantuvieron activos menos tiempo de lo esperado, la nave podría haberse estrellado ya en China o en el Océano Pacífico», explicó la fuente.

Mientras, una fuente militar regional dijo a RIA Novosti que los escombros de la nave espacial de carga Progress cayeron supuestamente en la República de Tuva, en el sur de Siberia.

«Se ha formado una comisión de investigación estatal y se ha iniciado el trabajo en Baikonur, y es muy probable que se tome una decisión para suspender los lanzamientos de los cohetes Soyuz-U hasta que la investigación del incidente haya terminado», dijo la fuente.

No es el primer revés que sufre Roscosmos y que pone en peligro la carrera espacial rusa. En abril de 2015, otra nave Progress que llevaba a bordo alimentos, agua, oxígeno y otros suministros para la ISS perdió el control y explotó en la atmósfera, provocando una profunda crisis en la industria espacial rusa. Todos sus vuelos espaciales fueron suspendidos durante casi tres meses y el equipo de astronautas entonces a bordo de la plataforma orbital tuvo que pasar un mes adicional en el espacio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios