Ciencia

Una expedición busca en la Antártida el hielo más antiguo de la Tierra

Esperan encontrar capas de hielo de 1,5 millones de años de antigüedad para saber cómo han afectado las emisiones de gases al planeta

Algunos miembros de la expedición
Algunos miembros de la expedición - Martin Leonhardt, Alfred-Wegener
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:
Martin Leonhardt, Alfred-Wegener

Un grupo de investigadores de diez países europeos, coordinados por el Instituto Alfred Wegener en Bremerhaven (norte de Alemania), han emprendido una expedición a la Antártida en busca de las capas de hielo más antiguas de la Tierra. La aventura científica podría durar tres años. Una vez descubierto el lugar idóneo de perforación, el objetivo es «viajar» más atrás en la historia de la Tierra y conocer con precisión cómo los gases lanzados a la atmósfera han afectado al planeta.

Los investigadores, según un comunicado del instituto, tienen la esperanza de encontrar capas de hielo de 1,5 millones de años de antigüedad. Hasta ahora, las capas de hielo más antiguas que se conocen tienen alrededor de 800.000 años. Dichos núcleos contienen el aire de tiempos pasados. Análisis de laboratorio pueden revelar la composición más allá de la atmósfera y dar claves sobre ciertos cambios en el clima. Por ejemplo, «no sabemos por qué se produjo un cambio en la periodicidad glacial-interglacial hace entre 900.000 y 1.200.000 años», explica Olaf Eisen, glaciólogo del Instituto Alfred Wegener y coordinador del proyecto.

Antes de esta llamada transición del Pleistoceno medio, los periodos glaciares e interglaciares se turnaban cada 40.000 años. Desde entonces, este período dura unos 100.000 años. Este conocimiento se origina, por ejemplo, de núcleos de sedimentos, pero estos carecen de los gases atmosféricos. «No podemos investigar el papel de los gases de efecto invernadero, debido a que no tenemos muestras adecuadas», dice el profesor Frank Wilhelms, también glaciólogo del instituto alemán.

Trabajo de campo
Trabajo de campo- Thomas Steuer

En los primeros meses, la expedición tratará de determinar el lugar donde hay más posibilidades de encontrar capas de hielo con suficiente antigüedad. Esto, según los responsables del proyecto, permitirá hacer predicciones más precisas sobre el efecto que pueden tener los gases lanzados a la atmósfera en el futuro.

La investigación puede generar nuevos conocimientos sobre el cambio climático ya que dentro del hielo está encerrado el aire de tiempos pasados y con su estudio los científicos pueden determinar cómo han afectado las emisiones de gases a nuestra atmósfera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios