Ciencia

¿Qué esconde esta mancha gigante en el espacio?

Astrónomos descubren los secretos de un extraño objeto del universo distante llamado «mancha Lyman-Alfa»

Las manchas Lyman-alfa pueden abarcar cientos de miles de años luz
Las manchas Lyman-alfa pueden abarcar cientos de miles de años luz - ESO
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:

Las manchas Lyman-alfa son gigantescas nubes de gas de hidrógeno que pueden abarcar cientos de miles de años luz y se encuentran a grandes distancias cósmicas. El nombre se debe a la longitud de onda de la luz ultravioleta que emiten, conocida como radiación Lyman-alfa. Desde su descubrimiento, estos objetos espaciales han sido un rompecabezas astronómico: ¿cómo se forman? ¿por qué brillan tanto? Ahora, nuevas observaciones llevadas a cabo con el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array) han aclarado el misterio.

Un equipo de astrónomos, liderados por Jim Geach, del Centro de Investigación de Astrofísica de la Universidad de Hertfordshire (Reino Unido), se han fijado en una las manchas Lyman-alfa más grande conocida, y la más ampliamente estudiada: la SSA22-Lyman-alfa 1 o LAB-1. Incrustada en el núcleo de un gran cúmulo de galaxias en sus primeras etapas de formación, se encuentra tan lejos que su luz ha tardado unos 11.500 millones de años en llegar hasta nosotros.

Combinando las imágenes de ALMA con las de otros observatorios, los científicos pudieron demostrar que en el corazón de la mancha Lyman-alfa hay dos galaxias que están formando estrellas a un ritmo frenético, cien veces superior al de la Vía Láctea, lo que ilumina todo su entorno. Estas enormes galaxias están, a su vez, en el centro de un enjambre de galaxias más pequeñas en lo que parece ser una fase temprana en la formación de un cúmulo masivo de galaxias. Las dos están destinadas a convertirse en una única galaxia elíptica gigante.

«Imaginen una farola en una noche con niebla: vemos el resplandor difuso porque luz se dispersa por las pequeñas gotitas de agua. Aquí sucede algo similar, salvo que la farola es una galaxia con intensa formación estelar y la niebla es una enorme nube de gas intergaláctico. Las galaxias están iluminando su entorno», explica Geach.

Entender cómo se forman y evolucionan las galaxias es un desafío enorme. Los astrónomos piensan que las manchas Lyman-alfa son importantes porque parecen ser los lugares donde se forman las galaxias más masivas del universo.

Según Geach, «lo que resulta emocionante acerca de estas manchas es que por fin podemos ver lo que está sucediendo alrededor de estas galaxias jóvenes en crecimiento (...) Estamos viendo una instantánea de la unión de esta galaxia hace 11.500 millones de años».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios