CienciaEl extraño dinosaurio despatarrado

Esta criatura pudo morir atrapada en el barro en una inusual postura hace 70 millones de años

: 
El extraño dinosaurio despatarrado
J. DE J. Madrid - Actualizado: Guardado en:
Los restos del Tongtianlong limosus
Los restos del Tongtianlong limosus- Junchang Lu

Las extremidades extendidas hacia los lados, el cuello estirado y la cabeza levantada. Este dinosaurio pudo haber muerto en esa posición tan inusual atrapado en el barro hace unos 70 millones de años. El extraño fósil, prácticamente intacto, fue descubierto en una obra de construcción cerca de Ganzhou, en el sur de China y, además de llamar la atención por su insólita postura, puede arrojar valiosas pistas sobre una familia de criaturas que floreció justo antes de la extinción en masa de los dinosaurios a causa del impacto de un gran asteroide hace 66 millones de años.

Los científicos de la Universidad de Edimburgo y de la Academia de Ciencias Geológicas de China han bautizado a la nueva especie como Tongtianlong limosus, que significa algo tan poético como «Dragón de barro en el camino al cielo». El animal de dos patas pertenece a una familia de dinosaurios con plumas llamados oviraptorosaurios, que se caracterizan por tener picos afilados y carecer de dientes. Algunos, incluyendo la especie recién descubierta, tenían crestas de hueso en la cabeza, que probablemente utilizaban como llamativas señales para atraer a sus parejas e intimidar a los rivales, como los casuarios de hoy en día.

Los investigadores señalan en la revista Scientific Reports que el Tongtianlong es diferente a otras especies debido a la forma única del techo del cráneo en forma de cúpula y un premaxilar altamente convexo (un hueso craneal en la punta de la mandíbula superior).

El fósil bien preservado del Tongtianlong o «Dragón de barro»
El fósil bien preservado del Tongtianlong o «Dragón de barro»- Junchang Lu

Los fósiles descubiertos en las últimas décadas sugieren que este grupo de animales no voladores estaba experimentando un aumento de la población, diversificándose en nuevas especies, durante los 15 millones de años antes de que los dinosaurios se extinguieran.

«Bello y triste»

El esqueleto fue encontrado por un agricultor y trabajadores de la construcción durante unas excavaciones para levantar unas escuelas cerca de Ganzhou. Los restos fósiles estaban muy bien conservados y casi completos, a pesar de algún daño causado por una explosión de dinamita. Pero no se señalizó su ubicación original durante los trabajos de las obras, por lo que resulta difícil interpretar lo que pudo haber causado la extraña posición del animal a la hora de su muerte.

«Este nuevo dinosaurio es uno de los más bellos, pero más tristes fósiles que he visto nunca, pero tenemos suerte de que el «Dragón de barro» se quedara atrapado, porque su esqueleto es uno de los mejores ejemplos de un dinosaurio que estaba floreciendo durante esos últimos pocos millones de años antes de que el asteroide cayera y cambiara el mundo en un instante», explica Steve Brusatte, de la Escuela de Geociencias de Edimburgo.

Para Junchang Lu, del Instituto de Geología de la Academia de Ciencias Geológicas de China, el descubrimiento del nuevo dinosaurio indica, además, que la formación Nanxiong en el área de Ganzhou es muy rica en fósiles de oviraptorosaurios, lo que puede ayudar a arrojar luz sobre la evolución de estas criaturas fascinantes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios