European Southern Observatory / VLT / ALMA

Descubren la señal de oxígeno más lejana del Universo

El hallazgo, en una galaxia a 13.280 millones de años luz de nosotros, determina que las primeras estrellas se formaron en una etapa inesperadamente temprana tras el Big Bang

MadridActualizado:

Un equipo internacional de astrónomos, entre ellos españoles del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), ha detectado la señal de oxígeno más distante jamás descubierta en el Universo, en una galaxia ubicada a 13.280 millones de años luz de la Tierra. El hallazgo puede cambiar lo que sabemos sobre los comienzos del Cosmos, ya que implica que las primeras estrellas comenzaron a aparecer en una etapa inesperadamente temprana: 250 millones de años después del Big Bang, la gran explosión que dio origen a todo.

Los investigadores utilizaron el telescopio ALMA, ubicado en el desierto de Atacama, Chile, para observar una galaxia distante llamada MACS1149-JD1. Detectaron un resplandor muy débil pero bien definido, emitido por el oxígeno ionizado en la galaxia. A medida que esta luz infrarroja viaja por el espacio, la expansión del Universo la desplaza y, para cuando fue observada por ALMA, la longitud de onda era más de diez veces más larga que cuando se originó. El equipo midió el cambio en la longitud de onda de la luz y descubrió que la señal había viajado 13.280 millones de años luz para alcanzarnos, convirtiendo ese oxígeno en el más distante o más antiguo detectado por un telescopio. Además, el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) encontró de forma independiente una señal más débil de emisiones de hidrógeno neutro a la misma distancia que el oxígeno.