Ciencia

Un bombazo solar rompió el escudo magnético de la Tierra en 2015

La nube de plasma lanzada por el Sol golpeó nuestro planeta a 2,5 millones de km por hora, comprimió la magnetosfera y provocó apagones de radio en muchos países

Vídeo: Una tormenta solar captada por la NASA - ABC
ABC.es Madrid - Actualizado: Guardado en:
El telescopio de muones GRAPES 3
El telescopio de muones GRAPES 3- TIFR

Ocurrió el 22 de junio de 2015 y duró dos horas. Un «bombazo» emitido por el Sol produjo una grieta en el escudo magnético de la Tierra. El telescopio de muones GRAPES-3, ubicado en el Laboratorio de Rayos Cósmicos del TIFR (Tata Institute of Fundamental Research), en Ooty (India), registró la explosión ocurrida cuando una nube gigante de plasma expulsada de la corona solar golpeó nuestro planeta a altísima velocidad, 2,5 millones de kilómetros por hora, causando la compresión masiva de la magnetosfera, que se redujo de 11 a sólo 4 veces el radio de la Tierra.

El colosal estallido de unos 20 GeV también desencadenó una gran tormenta geomagnética que a su vez generó una aurora boreal y apagones de señal de radio en muchos países ubicados en latitudes altas, según publican los investigadores de GRAPES-3 en Physical Review Letters.

La magnetosfera de la Tierra se extiende sobre un radio de un millón de kilómetros, actuando como primera línea de defensa contra el flujo continuo de rayos cósmicos y solares. De esta forma, protege la vida en nuestro planeta de las radiaciones energéticas de alta intensidad.

Las simulaciones realizadas por el equipo de GRAPES-3, el mayor y más sensible telescopio de muones que opera en el mundo, indican que «el escudo magnético de la Tierra se rompió temporalmente debido a la aparición de una reconexión magnética, permitiendo que las partículas de rayos cósmicos galácticos de menor energía entraran en nuestra atmósfera».

El campo magnético de la Tierra curvó estas partículas alrededor de 180 grados, desde el lado del día hasta el lado nocturno de la Tierra, donde fueron detectadas como una explosión por GRAPES-3 alrededor de la medianoche del 22 de junio de 2015. Los datos fueron analizados e interpretados a través de una simulación extensiva durante varias semanas utilizando el dispositivo de computación de 1.280 núcleos construido internamente por el equipo de físicos e ingenieros de GRAPES-3 del Laboratorio de Rayos Cósmicos de Ooty.

Las tormentas solares pueden causar graves alteraciones en la civilización humana paralizando las grandes redes de energía eléctrica, sistemas de posicionamiento global (GPS), operaciones de satélites y comunicaciones. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha publicado recientemente una orden ejecutiva para preparar y proteger EE.UU. de tales desastres provocados por las tormentas solares extremas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios