El cosmonauta Anton Shkaplerov
El cosmonauta Anton Shkaplerov - NASA

¿Bacterias «del espacio exterior» en la Estación Espacial Internacional?

El cosmonauta Anton Shkaplerov dice que fueron recogidas del exterior del complejo orbital en un paseo espacial y que no estaban ahí cuando se lanzó el módulo ruso

MadridActualizado:

Los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) han descubierto, una vez más, una colonia de bacterias adheridas a la superficie externa del complejo orbital. Y, según ha afirmado el cosmonauta ruso Anton Shkaplerov a la agencia de noticias TASS, esas bacterias, que podrían ser "del espacio exterior", han sido traídas a la Tierra y están ahora siendo analizadas por los científicos.

Según Shkaplerov, que regresó el mes pasado de la ISS, los astronautas tomaron muestras de las bacterias con algodones durante varios paseos espaciales previstos en el programa ruso de investigación. Y lo hicieron especialmente en aquellos lugares donde más se acumulan los desechos de combustible de los motores y en los puntos en los que la superficie externa de la estación es más oscura. Después, las muestras fueron enviadas a la Tierra.

"Al analizar los algodones -afirma el cosmonauta- resultó que algunos contenían bacterias que no estaban ahí cuando se lanzó el módulo ruso. Es decir, que vinieron del espacio exterior y se instalaron sobre la superficie externa de la ISS. Ahora están siendo analizadas y, hasta el momento, no parecen representar peligro alguno".

Por supuesto, las palabras de Shkaplerov no significan necesariamente que hayamos encontrado una forma de vida extraterrestre.

«Ascensor ionosférico»

Ya el pasado mes de mayo, en efecto, la agencia espacial rusa, Roscosmos, hizo públicos los resultados de una extensa investigación con muestras de bacterias obtenidas del exterior de la estación espacial entre 2010 y 2016. Y en aquella ocasión todas las bacterias resultaron ser "de casa". Entre ellas había muestras de plancton marino, hongos y una clase concreta de microbios que son muy comunes en la isla de Madagascar.

La presencia de esos organismos en el exterior de la ISS, a 400 km. sobre nuestras cabezas, puede explicarse por el fenómeno conocido como "ascensor ionosférico", que permite a sustancias y organismos de la superficie de la Tierra ascender hasta la atmósfera superior, entre 60 y casi 1.000 km. de altitud.

Se sabe, por otra parte, que muchos microorganismos son perfectamente capaces de sobrevivir a las durísimas condiciones del espacio, y de entrar en largos periodos de hibernación en espera de condiciones más favorables. Algunas hipótesis científicas, además, sostienen que también pueden recorrer enormes distancias en el espacio a bordo de cometas o adheridos a partículas de polvo espacial.

¿Estamos ahora realmente ante una forma de vida llegada de fuera de la Tierra? Para saberlo, habrá que esperar a los resultados de la investigación.