A. de Antonio/De San Bernardo
Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Ulises Mérida, más atrevido que nunca

Albert Rivera, acompañado de su mujer, presenció el desfile del diseñador manchego en su alegato por la defensa de la moda española

Actualizado:

Y pese a que la presencia de Albert Rivera en la pasarela Mercedes-Benz le restó un poco de protagonismo al diseñador manchego, fueron solo unos instantes, pues, cuando empezó a sonar la música y empezaron a salir los deliciosos looks de Ulises, la política dejó espacio a la moda. Como debe ser, pero alegrándonos de que ayer Cristina Cifuentes y hoy Albert Rivera, apoyen la moda española con su presencia.

Ulises ha evolucionado, y no solo ha dado un pasito, como él decía, en su forma de crear. Ha dado varios pasos, pues era una colección más atrevida, con mucho ritmo, con gran belleza. «Hace unos días la quise quemar. Ahora cuando ya la he visto aquí más estructurada, me he dicho, no está mal», nos decía momentos antes de empezar Ulises en el backstage.

Y desde luego no era para quemar, al revés, es para felicitarle. La esencia Ulises estaba presente en las camisas cortadas al bies, aunque no estaban las «betinas»; en los pantalones, en las líneas suaves en general, en sus cinturones obis, que esta vez. no estaban en la cintura, sino a modo de tirante o de complemento. En el pespunteado de sus mangas.

Su esencia estaba en el alma de todas las prendas, pero, eso sí, con novedades: la introducción de colores pasteles, superpuestos con fuertes; la combinación de tejidos hasta resultar un estampado, y, por último, la utilización de acolchados, en capas, maravillosas. Y es que Ulises ha colaborado con Capas Seseña en el diseño de cinco capas que han lucido muy bien en pasarela, ayudado por las modelos y por la colaboración de la subcampeona olímpica de gimnasia rítima Lourdes Mohedano, que desfiló como una profesional.