Carrusel final del desfile de Teresa Helbig
Carrusel final del desfile de Teresa Helbig - A. de Antonio/De San Bernardo
Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Teresa Helbig y su alta costura

Artesanía, elegancia y estilo se juntan en las prendas de la colección que la diseñadora catalana ha presentado en esta 67 edición de la pasarela madrileña

Actualizado:

La diseñadora Teresa Helbig no adorna su pasarela con grandes artificios ni grandes flores, solo su moda y su elegancia llenan la tarima. Y es que hablar de Helbig es hablar de alta costura, aunque le falte el certificado. Pero lo es desde el primero al último de los diseños que presenta. Horas y horas de artesanía, de pequeños detalles, de complementos diseñados por ella que son pequeñas joyas.

Todo en su colección cuenta, todos los detalles, se mire desde lejos o se mire de cerca. «Este tiene tantas horas de trabajo no que no sé cuantificarlas», nos contaba hablando de esos vestidos-joya que enamoran a las celebrities para la alfombra roja. Y a la Reina, que también ha lucido uno de sus vestidos. Algunas de sus clientas estaban en el front row, como Ana Fernández, Ingrid Rubio, Toni Acosta

En esta ocasión, Teresa ha buscado en su «habitación de la fantasía» para traer aquellas puntillas vintages, retratos victorianos, recuerdos marinos. Crea así una colección a base de tejidos-joya, con su estilo romántico, un poco victoriano y un poco «malote», donde las mangas con cremalleras y el cuero guateado realzaban los vestidos de grandes escotes, algo a lo que no nos tiene muy acostumbrados Teresa, que le gusta más el punto más naïf, con cuello bebé.

Vestidos en raso de seda con un bordado imitando los nervios de las hojas; microperlas y microlentejuelas que cambian la percepción completa de un terciopelo; bordados de abejas y colmenas, perlas en el cuello de abrigos y chaquetas que hacen historicista la prendas, tocados de cera elaborados a mano que se perciben como cerámica. Nada es lo que parece a simple vista, pero todo resulta ser de una gran belleza y elegancia. Ya cuenta con dos premios L’Oreal a la mejor colección, tal vez con esta aumente su palmarés, aunque la competencia es dura vista las buenas colecciones presentadas hasta ahora.