MBFWM. Primavera-Verano 2017

Juanjo Oliva rejuvenece con sus vestidos

Una mezcla de contraste en sus vestidos hace que sus prendas, siempre con estilo, buen gusto y sencillez, se rejuvenezcan

Su prenda festiche: el vestido, lo vuelve a presentar de mil formas, de mil escotes, de mil largos
Su prenda festiche: el vestido, lo vuelve a presentar de mil formas, de mil escotes, de mil largos - San Bernardo

En su segunda colección que presenta para el córner de fiesta de El Corte Inglés -una unión que tantos beneficios le está reportando al diseñador Juanjo Oliva- no se ha decantado especialmente por algo que tan bien siempre le ha definido «el encanto de la sencillez», pues como ha reconocido, «está vez se ha permitido no ser tan comercial. Hacer lo que lo que quería. Me he dado cuenta de que funcionan muy bien las prendas que pienso que no son tan comerciales».

Su prenda festiche: el vestido, lo vuelve a presentar de mil formas, de mil escotes, de mil largos. Son vestidos muy románticos, con colas muy largas, con mucho movimiento, muy fluidos. Respiraban un cierto aire folk, especialmente en la primera parte. Vestidos con estampados florales, escotes y movidos sobre la pasarela por la siempre bella Nieves Álvarez (¡qué estilazo!). Tras los estampados, los monocolores: verdes, morados, negros, blancos...

Para suavizar tanto romanticismo, Juanjo Oliva lo combina con cinturones con pinchos, con sombreros, con zapato plano más masculino. La explicación de este rejuvenecer de sus vestidos se debe a que han entrado aires frescos a su taller: jóvenes diseñadores.

También tomaron la pasarela tres novias, con los mismos contrastes: de pluma, de encaje y lencero con cinturón de pinchos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios