MBFWM. Primavera-Verano 2017

Maya Hansen y María Escoté abren la tercera jornada de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid

El primer desfile del día quedó deslucido porque los corsés y prendas ajustadas quedaban bailando y sin gracia en las delgadísimas modelos

Desfile de Maya Hansen y María Escoté - A. de Antonio/De San Bernardo

Domingo en Ifema. Tercera jornada y el público abarrota el recinto desde primera hora de la mañana. Hay poco tiempo para contemplar lo que ofrece el pabellón 14 donde se está celebrando esta Feria, con mayúscula, de la moda. La prensa tiene poco esparcimiento entre desfile y desfile; mandar crónica y hablar con los diseñadores. Pero merece la pena pararse a mirar los stands de diseñadores que esperan su oportunidad, de marcas de cosmética, de revistas…

Las primeras en tomar la pasarela han sido dos diseñadoras internacionales. Otro desfile doble. Cada una de su forma y estilo, bastante contrapuesto, pero que venden fuera de España. Maya Hansen, con sus corsés y prendas ajustadas es una admirada diseñadora de celebrities como Paris Hilton o Lady Gaga, y se ha hecho un mercado en países asiáticos. “Nos hacemos muy visibles desde las Ferias de París donde acudimos”, nos comenta antes de comenzar el desfile.

Para este verano 2017, Hansen imprime a su colección su lado más deportivo. Homenajea sus tiempos infantiles de patinadora. Hay que tener en cuenta que, como ella misma declaró, odia los chándal, luego no eran prendas sueltas, aunque la extrema delgadez de muchas de las modelos hizo que las prendas les bailaran, quedaran sueltas, sin gracia. Un looks de Maya Hansen se lleva como lo llevaba Pilar Rubio, en el front row.

La colección era una combinación de color deportivo y texturas adaptadas al prêt-à-couture. En esta ocasión Maya se ha bajado de los tacones que suelen complementar su colección para calzar a todas las modelos con “skecher”. El tipo de tela que utiliza el calzado deportivo está presente en su colección, pues Maya nos confiesa que “me encanta visitar la feria de Elche de tela de calzado”.

Y tras la demostración de patinaje artístico que nos hizo Marta García, patinadora internacional del equipo senior individual, llegamos a las oversize de María Escoté. Un poco más oversize de lo normal porque eran las mismas modelos. Era el desfile doble que suele abrir la mañana.

“Mi colaboración en la edición anterior con la firma My Little Pony me ha abierto unas puertas increíbles: China He trabajado de forma exclusiva para ellos durante tres meses. Y esta colección en un homenaje a lo que allí he vivido”, nos dice María, con una sonrisa –muestra de su satisfacción, o de su cansancio, nunca se sabe-. “Conchinchina”, así ha bautizado a esta pequeña colección, de solo 20 looks, es un poco más arriesgada, aunque mis prendas icónicas, como los vestidos rectos ajustados, están.

Una mezcla de tejidos toscos y oversize, mezclados con sedas en mini prendas, especialmente vestidos lenceros. También ha habido hueco para vestidos de líneas rectas y corte minimal, pasando a continuación a prendas de estampados llamativos (muchos con referencias al zodiaco chino), bordadas sobre tulle con flores en relieve que dan la apariencia de jardines exóticos. Todos tejidos naturales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios