MBFWM. Primavera-verano 2017

Duyos: «Mis prendas están cocinadas a fuego lento»

El diseñador Juan Duyos goza de esa sensibilidad especial que tienen los artistas. Saca de las telas, con delicadeza, mimo y dulzura, lo mejor de cada una

Duyos: «Mis prendas están cocinadas a fuego lento»

Lo primero que se percibe cuando se está frente a frente a las prendas que elabora Juan Duyos es suavidad, delicadeza, mimo, esmero… «Es que prefiero hacerlas a fuego lento. Yo no soy de aquí y ahora… Eso se lo dejo al prêt-à-porter. Al igual que tardo un año en hacer un vestido de novia, mis prendas tienen que ser deseadas. Así es como se valoran», nos comenta en el backstage.

El diseñador madrileño transmite eso en cada una de sus propuestas. Pero tienen carácter. Así son sus colecciones. Solo hay que recordar la presentada en septiembre pasado, eran prendas con mucha fuerza, pero detrás cantaba un coro de niños. Lo mismo pasa de utilizar telas livianas a prendas con bordados, cuerdas, cueros. Todo en él es un contraste.

Así es Duyos, grande y fuerte físicamente y con una sensibilidad especial. Y en esta colección se apreció ese contraste más que en otras ocasiones: de siluetas estilizadas a volúmenes; de texturas satinadas, a las más relucientes… Todo lo que la naturaleza nos da, pues en ella está inspirada esta colección.

Con una delicadeza exquisita, las formas de los vestidos recuerdan a las corolas de las flores; las pedrerías que los adornan parecen pétalos, flores. Todo un bello jardín. Con un colorido primaveral, desde el blanco, pasando por casi toda la gama de colores pasteles.

Además de las faldas con volumen, los pantalones de pata ancha y muy altos de cintura, vestidos de mangas abullonadas y escotes palabras de honor, hay que destacar por encima de todos ellos el vestido de pedrería sobre base de tull que cerraba prácticamente el desfile. Una obra de artesanía que no se supo apreciar del todo sobre pasarela.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios